COVID-19 fuera de control en Venezuela

EFE

Al país han llegado, desde febrero pasado, 750.000 vacunas, de las que 250.000 son de la rusa Sputnik V y 500.000 de la china Sinopharm. Sin embargo, se prohibió la entrada de la vacuna AstraZeneca EFE Sala de redacción El COVID-19 se adentra en una nueva ola y Venezuela se encuentra en sumo descontrol de la pandemia. La oposición venezolana, encabezada por Juan Guaidó, señala al gobierno ilegítimo de Nicolás Maduro de ocultar la “verdadera” cifra de muertes por la enfermedad e insistió en señalar que el Ejecutivo comete un “crimen de lesa humanidad”, al prohibir la entrada de la vacuna AstraZeneca, a través del plan COVAX. En un debate virtual, los opositores señalaron que el Gobierno “maquilla” los datos de contagios y muertes que hasta ahora se cifran, oficialmente hasta el cierre de esta edición, en 157.943 casos y 1.577 fallecimientos. El ex parlamentario opositor Virgilio Ferrer sostuvo que “en Venezuela mueren más de doscientas personas diarias producto de la pandemia y hay más de tres mil infectados diarios”. Pero el Gobierno venezolano solo ha informado de 18 muertes como cifra máxima en un día.

Maduro anunció el domingo 4 de abril que prolongará la “cuarentena radical” siete días más a partir del lunes 5, que se suman a las dos semanas que concluyeron ese domingo, ante el incremento de casos, es importante señalar que esta medida fue dada luego de conocerse que se registraron 1.786 casos diarios, un nuevo récord en el país caribeño. Sin embargo, los comercios han hecho caso omiso a estos anuncios de cuarentena radical y han decidido trabajar con su Santamaría abajo para generar ingresos en una economía que registra una hiperinflación y aumentos diarios.

Entre los sectores prioritarios a vacunar se encuentra el personal sanitario, autoridades gubernamentales, los diputados, los cuerpos de seguridad, las personas vulnerables o con condiciones de morbilidad y los maestros. Sin embargo, la vacunación de políticos y líderes gubernamentales, incluidos Maduro y su esposa, la también diputada Cilia Flores, ha generado críticas por parte del sector salud y la oposición venezolana. El exdiputado opositor Carlos Valero criticaba a Maduro por haber prometido, en diciembre, la vacunación de 10 millones de personas en tres meses, aunque tiempo después el mandatario indicó que esperaba iniciar la inmunización masiva en abril. “¡La gran estafa! Hace 3 meses Maduro prometió vacunar a 10 millones de venezolanos. Hoy, luego de 90 días, no han vacunado ni a 1 % de la población. No vacunan ni dejan que otros vacunen!”, dijo Valero.

 

 

Comments

comments