David Alejandro Chacón

@DavidChacon30

La frase del título la leí en la cuenta de Twitter del colega de ESPN, Enrique Rojas. Es de lo más llamativo que vi después de la firma de extensión de contrato de Fernando Tatís Jr, por 340 millones de dólares y 14 temporadas con los Padres de San Diego.

¿En serio podemos hablar del Salón de Fama con un pelotero que apenas ha jugado 143 partidos en las Grandes Ligas y solo tiene 22 años de edad? Parece bastante apresurado, pero todo apunta a que la carrera del nacido en San Pedro de Macorís, República Dominicana, será brillante.

Sobre esta histórica firma, hablé con el agente autorizado por la Asociación de Peloteros de MLB, Félix Luzón, quien me dejó excelentes puntos de vista.

“La gente solo dice que batea y que es bueno con el guante y que su brazo es extraordinario, pero nadie dice lo más importante. Ese muchacho es un atleta, pero uno de verdad. No hay nada parecido en las Grandes Ligas”.

Clave

Luzón insistió que esa, aparte de otras cualidades, fueron las que llevaron a San Diego a firmar esa extensión de contrato.

“El muchacho es la cara del juego. Además, es un ser humano humilde con muy buenas bases familiares. Y, por si fuese poco, tiene como mentor principal a su padre, quien para mi es el mejor coach de bateo que pueda existir. Su padre, Fernando, ha trabajado con peloteros como Miguel Sanó, quienes lo llaman especialmente como si fuese un médico de cabecera”.

Tatís, según el contrato, estaría con San Diego hasta el 2034, cuando termine ganando 36 millones de dólares por año.

“San Diego apuesta por un muchacho que tiene todas las herramientas por encima del promedio y que no tiene techo. Lo estoy diciendo con propiedad, porque además de verlo jugar, soy amigo de su familia y me consta el trabajo que hacen con él día a día”.

Lo más bonito del béisbol, insistió Luzón, es que puedes comenzar con un equipo y esa organización no sea la que te dé tu gran oportunidad. Tatís fue firmado por los Medias Blancas de Chicago, equipo que después lo cambió a los Padres.

Y antes de firmar con Chicago, los Cardenales de San Luis lo habían rechazado 19 veces, según contó su propio padre al periodista Héctor Gómez.

“(Tatis Jr.) participó en 19 pruebas con la organización de los Cardenales de St. Louis. Las herramientas, las habilidades, todo estaba ahí. Muchas veces me pregunté por qué no lo fichaban”.

 

Comments

comments