Pixabay, Cornivirus

COVID-19. Aunque ya se han avanzado, los resultados aún no son definitivos.

 En una edición pasada, les presentamos una serie de vacunas que empezarían sus pruebas en humanos para frenar el coronavirus. Algunas de las farmacéuticas han publicado sus resultados preliminares, sin embargo, ninguna es concluyente.EFE

Sanofi y GSK firman un acuerdo con EE.UU. para vacunas contra la COVID-19

Las compañías farmacéuticas francesa Sanofi y británica GSK anunciaron un acuerdo por el que el Gobierno estadounidense financiará con 2.100 millones de dólares el desarrollo de una candidata a vacuna contra la COVID-19.

Este proyecto de vacuna, a base de proteína recombinante, ha sido desarrollada por ambas empresas a raíz de otra contra la gripe de Sanofi y de la tecnología de producción de vacunas adyuvantes para uso pandémico de GSK, un recurso que puede reducir la cantidad de proteínas necesarias por dosis y multiplicar la producción.

El Gobierno estadounidense pondrá esos 2.100 millones de dólares y más de la mitad irán dirigidos a su desarrollo y ensayos clínicos. El resto se dedicará a la fabricación a gran escala que permitirá entregar 100 millones de dosis iniciales.

Sanofi y GSK destacaron en su comunicado que hay conversaciones activas con organizaciones internacionales, la Comisión Europea, así como las autoridades francesas e italianas para permitir la distribución de dosis a los países europeos.

Prevén poner una “cantidad significativa de su producción total a disposición de la iniciativa mundial” entre 2021 y 2022.

J&J prueba vacuna de COVID-19 en humanos tras buenos resultados con primates

La compañía farmacéutica más grande del mundo, la estadounidense Johnson & Johnson (J&J), anunció que ha comenzado a probar en humanos su vacuna experimental contra la COVID-19 tras obtener resultados positivos en un estudio previo con primates.

En un comunicado, J&J señaló la “solidez de los datos” de ese estudio, que muestra una respuesta inmune en los animales con tan solo una dosis, y confirmó que ha comenzado la fase “1/2a” del ensayo clínico de su vacuna, llamada Ad26.COV2.S, en unos 1.000 voluntarios sanos en EE.UU. y Bélgica.

El estudio fue publicado en la revista científica Nature y explica que su prototipo de vacuna de una sola dosis generó anticuerpos neutralizadores en macacos rhesus, que impidieron con éxito la infección de COVID-19 y dieron a sus pulmones una protección “completa o casi completa” contra el coronavirus.

“Estamos emocionados de ver estos datos preclínicos porque muestran que nuestra candidata a vacuna contra SARS-CoV-2 genera una respuesta inmune fuerte y da protección con una sola dosis. Los hallazgos nos dan confianza en el progreso del desarrollo de la vacuna y la mayor escala de producción”, indicó citado el jefe científico de J&J, Paul Stoffels.

J&J había adelantado que iniciaría la fase de prueba con humanos en algún momento de la segunda mitad de julio, como confirmó que ha hecho, y reiteró que tiene previsto entrar en la fase 3 en septiembre.

Vacuna contra el COVID-19 del Reino Unido provoca respuesta inmune en prueba temprana

Científicos de la Universidad de Oxford aseguran que su vacuna experimental contra el coronavirus en un ensayo inicial provocó una respuesta inmune protectora en cientos de personas.

Los investigadores británicos comenzaron a probar la vacuna en abril en aproximadamente 1,000 personas, la mitad de las cuales recibieron la vacuna experimental. Es importante destacar que dichos ensayos iniciales están diseñados para evaluar la seguridad y ver qué tipo de respuesta inmune se provocó.

En una investigación publicada en la revista Lancet, los científicos dijeron que su vacuna experimental produjo una respuesta inmune dual en personas de 18 a 55 años que duró al menos dos meses después que fueron inmunizados.

 La vacuna de Novavax contra el SARS-CoV-2 muestra resultados positivos

La vacuna contra el coronavirus SARS-CoV-2 desarrollada por la estadounidense Novavax ha mostrado respuesta inmune positiva, pese a que generó efectos secundarios moderados en la mayoría de participantes, informó la empresa en un comunicado.

Los datos de la vacuna experimental son aún parte de la fase 1 y 2 de pruebas clínicas, por lo que son muy preliminares, además de haber sido publicados pero aún no revisados por parte de la comunidad científica.

Las pruebas se hicieron a 130 voluntarios sanos y todos los que recibieron la vacuna y no el placebo desarrollaron anticuerpos contra el SARS-CoV-2.

La respuesta más positiva se dio en aquellos que recibieron dos dosis separadas por tres semanas, ya que desarrollaron un nivel de anticuerpos cuatro veces superiores a pacientes que se han recuperado de la enfermedad.

El 80 % de los voluntarios, reclutados en Australia, que recibieron la vacuna desarrollaron efectos secundarios, especialmente dolores, mientras que un 60% tuvo dolores de cabeza y musculares. Unos ocho llegaron a sufrir efectos “severos”, pero de los que se recuperaron en unos días y no requirieron hospitalización.

Los resultados son prometedores, pero como el de otras farmacéuticas y biotecnológicas que se han sumado a la carrera para encontrar la vacuna de la COVID-19, no son aún concluyentes.

 

Comments

comments