Protesta de los venezolanos en Madrid. Foto: Antonella Ruggiero.

En el Istmo, el presidente Varela dijo que no va a permitir “ese tipo de conflictos políticos” dentro de la nación centroamericana

 

No importa la ciudad o el país, los venezolanos en el extranjero siguen muy de cerca lo que acontece en la nación suramericana y están levantando su voz. En Venezuela la represión está a la orden del día y al cierre de esta edición, se habían contabilizado un total de 39 fallecidos durante las protestas en contra del gobierno de Nicolás Maduro, según Provea.

Atribuyendo las protestas opositoras a “injerencias imperialistas”, el Gobierno ha convocado a varias concentraciones, nacionales e internacionales, para hablar sobre los “beneficios, logros y defensa” de la revolución que inició Hugo Chávez el 2 de febrero de 1999.

En Panamá, el 10 de mayo, se realizó una actividad denominada Jornada de Solidaridad con la Revolución Bolivariana”. La misma fue auspiciada por sindicatos y grupos sociales en la Universidad de Panamá y asistió el embajador de Venezuela en el Istmo, Jorge Luis Durán Centeno.

Hechos violentos

Al recinto universitario se acercó un grupo de manifestantes para rechazar la represión en Venezuela y el supuesto uso de fondos nacionales para activar actos oficiales en varias ciudades del mundo. La concentración finalizó con varias riñas en las que resultaron personas heridas.

Ese mismo día, los alrededores de la Embajada de Venezuela, amanecieron con cruces negras que mostraban el nombre de las personas fallecidas durante las protestas.

Sobre los actos violentos en la UP, el presidente panameño, Juan Carlos Varela declaró a un medio nacional que “es inaceptable y no vamos a permitir que el conflicto traspase esas fronteras. Los panameños somos respetuosos, tolerantes y de diálogo y lo que pedimos de ambas partes es que esto se evite”.

El primer mandatario nacional agregó que “este tipo de conflictos políticos no los vamos a permitir en nuestro país y si insisten en esa conducta entonces a Migración le tocará hacer su rol”.

 

Rechazo mundial

En Costa Rica, específicamente en la Universidad Nacional, el embajador de Venezuela en esa nación, Jesús Javier Arias, participó el martes 9 de mayo en el foro: ¿Qué pasa en Venezuela?

Su presencia fue repudiada por cientos de manifestantes, quienes con pancartas rechazaron las acciones del gobierno de Maduro. Costa Rica también emuló el acto de las cruces negras y pancartas con la frase “no más represión” frente a la embajada de ese país, como ocurrió en Panamá.

En Madrid, España, mientras se realizaba el acto oficialista “Venezuela por la Justicia y la Paz a las víctimas de la guarimba y golpe continuado” en el Centro de Diversidad Cultural Venezuela, un grupo importante de opositores al gobierno realizó una protesta contra el evento.

En México, un conjunto de manifestantes colocó cajas con los nombres de los muertos en las protestas frente a la fachada de la embajada de Venezuela.

Hechos aislados

En Líbano durante un acto oficial, Tarek William Saab, defensor del pueblo, fue interrumpido por dos mujeres que exigían respeto a los derechos humanos en Venezuela.

El embajador de Venezuela en Suiza, César Osvelio Méndez González, fue encarado dentro de un local comercial por una venezolana que le gritaba, “ladrones, corruptos, no tienen corazón”.

En España, los carros de los diplomáticos venezolanos fueron “empapelados” con consignas como: “Maduro dictador”, “Cómplice de la dictadura”, “Fuera de Venezuela” y “Golpistas represores”.

Comments

comments