Con el objetivo de promover el reclutamiento ético, revindicar los derechos laborales y la necesidad del trabajo decente para todas las personas trabajadoras del hogar, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) junto al Sindicato gremial de trabajadoras y trabajadores del servicio doméstico y similares (SINGRETRADS) y la Confederación Convergencia Sindical organizaron el domingo 27 de marzo de 2021 la conferencia y feria de servicios “Y quién cuida a la cuidadora? Trabajadoras domésticas y su lucha por el reconocimiento de sus derechos”.

Participaron más de 100 personas, en su mayoría mujeres de diversas nacionalidades con el objetivo de reivindicar los derechos laborales de las trabajadoras del hogar en el marco del Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar, conmemorado cada 30 de marzo, bajo el auspicio del Sistema Internacional de Integridad en el Reclutamiento (IRIS por su sigla en inglés).

IRIS es un sistema de certificación voluntaria con múltiples actores claves destinado a reclutadores internacionales y que está basado en instrumentos internacionales de derechos humanos, en convenciones y directrices de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), y también en las mejores prácticas de la industria del reclutamiento.

La OIM diseñó este sistema en conjunto con socios del sector gubernamental, privado y sociedad civil. El mismo ayuda a proteger y empoderar a las personas trabajadores migrantes mediante la eliminación de la explotación en el proceso de reclutamiento y también ayudando a las agencias de reclutamiento a que obtengan una ventaja competitiva en el mercado, estableciéndose a sí mismas como entidades transparentes, justas y responsables.

Según Ileen Lezcano, Asistente de Operaciones de OIM en Panamá, la explotación laboral que se da en el contexto del trabajo doméstico se entrelaza, en algunos casos, con la trata de personas. “Las trabajadoras y los trabajadores domésticos constituyen uno de los grupos más vulnerables a la explotación, la violencia, el acoso y el trabajo forzoso por lo que son cada vez más los empleadores que reconocen sus derechos”, explicó.

“En el contexto de una pandemia, acompañada por el aumento de las desigualdades y la devastación económica, las voces de los supervivientes y las víctimas de explotación laboral corren el riesgo de pasar desapercibidas; es por esto por lo que el respeto por los derechos humanos, el bienestar físico, mental y social del individuo, y el desarrollo de la capacidad institucional, siguen siendo nuestro mayor objetivo.”, agregó Lezcano.

El Encuentro contó con la participación de Isaías Montilla, de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que explicó la caracterización de las afiliadas a SINGRETRADS en relación con la salud y el acceso a servicios de salud en el marco de la pandemia por la COVID-19. Seguidamente, Yadira Samaniego, de SINGRETRADS, habló sobre el Convenio 189: Trabajo Decente para las trabajadoras y los trabajadores domésticos.

“Nosotras estuvimos en la primera línea de defensa en medio de la pandemia. Nosotras cuidábamos del resto, de nuestras familias, de nuestros empleadores, de nuestros amigos, nuestros vecinos, pero muy pocas veces nos pusimos a pensar quién cuidaba de nosotras”, comentó Samaniego.

El tema del salario mínimo y los derechos laborales de los trabajadores domésticos estuvo a cargo de la Dirección de Inspecciones del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (MITRADEL); mientras que, de la Dirección de Empleo, María José Ordoñez explicó cómo solicitar empleo en las Agencias Privadas de Colocación y presentó la Plataforma de la Dirección de Empleo del Ministerio de Trabajo para verificar a las Agencias Privadas de Colocación.

Una presentación enfocada en las Trabajadoras Domésticas Migrantes estuvo a cargo de María Isabel Saravia, Subdirectora General del Servicio Nacional de Migración. La presentación sobre la Atención a los trabajadores y trabajadoras migrantes y sus derechos laborales estuvo a cargo de María Cortez, de Convergencia Sindical.

La presentación sobre las “Ofertas Fraudulentas y el Reclutamiento y Contratación Ética, como medio para la protección de los derechos de los trabajadores migrantes” estuvo a cargo de Marisol Linero, de OIM en Panamá.

Durante el encuentro se realizó una feria de servicios informativos con la participación de la Confederación Convergencia Sindical y el SINGRETRADS, del MITRADEL, la Fundación Casa Latinoamericana (CASALAT), el Ministerio de Salud, la Caja del Seguro Social, la Defensoría del Pueblo y la Comisión Nacional contra la Trata de Personas.

Las personas que asistieron recibieron asesoría legal migratoria, sobre riesgos profesionales, reporte de accidentes en el trabajo, subsidio por maternidad, inscripción de empleadores de trabajadores domésticos y afiliaciones a la Caja del Seguro Social, protección de los derechos humanos, derechos laborales de las trabajadoras domésticas, salario mínimo y cálculo de prestaciones.

Abdiel Mena, Asistente de Comunicación para el Desarrollo de OIM en Panamá, también presentó en la feria la campaña Piénsalo 2 Veces junto a representantes de la Comisión Nacional contra la Trata de Personas. La campaña busca fortalecer las capacidades de las personas migrantes para que puedan informarse de manera segura sobre sus derechos, evitando así los riesgos asociados a las ofertas y noticas falsas con fines de explotación laboral y trata de personas.

La conferencia y la feria de servicios fueron financiadas por la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Para más información, contactar al equipo de comunicaciones de OIM Panamá a través del correo iompanama@iom.int

Comments

comments