Ciudad de Panamá, 21 abr (EFE).- Tras el fuerte repunte pandémico a finales de 2020 Panamá exhibe ahora “un control” de la covid-19, dijo este miércoles a Efe el director de la región Metropolitana de Salud, Israel Cedeño, que alertó con todo de un esperado aumento de casos en el corto plazo por las recientes reaperturas económicas.

Panamá acumula al menos 361.319 contagios confirmados y 6.192 muertes por la covid en poco más de un año de pandemia, y desde el pasado 20 de enero ha aplicado 569.277 dosis de vacuna contra la enfermedad, todas de la farmacéutica Pfizer.

“En este año 2021 hemos logrado una mitigación del impacto de la segunda ola que tuvimos a final del 2020. Desde que iniciaron las semanas epidemiológicas 2021 (en enero), a la fecha, hemos tenido una reducción de casi el 500 % en la casuística”, declaró Cedeño.

El funcionario puso como ejemplo la situación del área Metropolitana, que es la región sanitaria “más grande del país” y llegó “a tener casi 8.000 casos activos en una semana epidemiológica al inicio de este año, pero hoy día” cuenta “menos de 1.000”.

Esta situación actual de control pandémico es el resultado de un amplio y continuo operativo de trazabilidad en busca de casos sintomáticos y asintomáticos y sus contactos, y de la vigilancia en los puntos de entrada al país “específicamente ahora que estamos manejando y vigilando las nuevas variantes del virus SARS”.

Pero Panamá “aún está haciendo reaperturas de sectores económicos”, la más reciente de bares con terrazas desde el pasado día 19, “por lo que existe la probabilidad de que haya un aumento de casos en la próximas dos semanas”, advirtió Cedeño, aunque matizó que se espera que la “incidencia de nuevos casos no sea tan pronunciada”.

Las autoridades panameñas impusieron un nuevo cierre de la economía durante dos semanas de enero pasado debido al repunte de finales de 2020, año en el que las fuertes y prolongadas restricciones a la movilidad causaron que la economía se derrumbara en un 17,9 %.

“Independientemente que hemos logrado una disminución pronunciada de los casos, no podemos bajar la guardia y hay que seguir con el uso obligatorio de mascarilla, mantener el distanciamiento, el lavado frecuente de manos y vacunarse los que pueden”, agregó Cedeño.

Panamá dividió en cuatro fases el proceso nacional de vacunación. Las dos primeras están en marcha y han alcanzado a personal sanitario y esencial, personas mayores de 60 años y educadores, entre otros grupos prioritarios.

Comments

comments