Adolfo Leyva (foto) es catedrático de la Florida State University (FSU) en Panamá, experto en asuntos internacionales e historia latinoamericana.

Tras declararse la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, conversamos en exclusiva con el respetado catedrático, quien ha seguido muy de cerca la situación venezolana.

Esto nos dijo sobre el panorama para la región, en especial para Venezuela.

✏“Lo preocupante es la influencia que tienen congresistas, movimientos y grupos de izquierda, en el partido demócrata. Por ejemplo, hay fotografías de dos de las tres fundadoras del movimiento Black Lives Matter, dos racistas declaradas, posando con Maduro.

✏Biden es una persona mucho más moderada que Trump, pero para llegar al poder tuvo que hacerle concesiones a la izquierda más radical, que ha llegado a tener una influencia en el partido demócrata y que van a exigirle, sin dudas, un cambio en su política contra Venezuela, Cuba y Nicaragua; eso incluye suavizar su posturas y llegar a un acuerdo.

✏Esa es mi máxima preocupación, porque si a Maduro se le permite volver a estabilizarse, a fortalecerse, será mucho más difícil ver su salida.

✏Además, Maduro es parte de todo el movimiento del Foro de Sao Paulo y ese proyecto abarca al resto del hemisferio. El fortalecimiento le permitiría a Maduro y a ese movimiento, por ejemplo, influir más en la situación de Colombia, país que debe estar ahora mismo bastante preocupado.

✏Si la situación se le mejora a Maduro, estará muy latente la idea de llevar un cambio a Colombia y hasta el mismo Brasil.

✏Sin embargo, todavía faltan par de meses para que Biden tome posesión y en ese periodo, que parece corto, pueden darse varios escenarios.

✏Entre esos, que Trump, al aceptar la derrota, tome decisiones en pro de no permitir que la izquierda se fortalezca más en el hemisferio, y que junto a colombianos y brasileños puedan decidir que llegó el momento de una intervención en Venezuela.

✏En los próximos meses de mandato de Trump o los primeros de Biden (toma posesión el 20 de enero 2021) se podría definir el futuro de Venezuela, Colombia y el resto del hemisferio.

Comments

comments