Por Félix Suazo

“Hay una cadena de causalidades creando un universo que no está preconcebido”

Juan Henriquez  

Reflexivo y persistente, Juan Henríquez es un artista que asume la actividad pictórica como medio de introspección y análisis. “Mapa histérico”, su exposición individual  a presentarse entre los meses de mayo y junio en Laundromat Art Space en Miami, Florida, da cuenta de su constante preocupación por el proceso pictórico, la abstracción y otros asuntos afines. 

Durante los preparativos del proyecto nos reunimos en varias oportunidades en su estudio de Little Haiti, Florida. Allí, entre sus pinturas y el sonido atenuado de la calle, conversamos sobre el impacto de la cotidianeidad en su propuesta, sobre el papel de los medios en la construcción de su lenguaje y sobre la expansión de lo pictórico más allá de los soportes tradicionales.

Henríquez trabaja con todo lo que tiene a su alcance —acrílico, grafito, tinta —,  ya sea trazando, enmascarando, tachando o recuperando huellas.  Su obra pictórica es la prolongación de su experiencia personal y profesional; de lo que acontece en el día a día y también de lo que sucede en su mente. De ahí esa suerte de  cartografía entrópica donde se yuxtaponen áreas de color, trazos, escrituras e imágenes inconclusas.  Gran parte del sentido que Henríquez le confiere a su trabajo actual se desliza en la entrevista que, sin saturaciones verbales y con argumentos directos, reproducimos a continuación.

FS: ¿Cuál es la estrategia dominante en tu trabajo?

JH: El curso de la obra no es deliberado. Por eso hay interrupciones, accidentes, y discordancias. Generalmente concibo y elaboro la obra de forma masiva, aunque hay partes que deben verse desde muy cerca.

FS: ¿Cómo localizar un foco de atención en medio de ese flujo espontáneo?

JH: Al momento de hacer un trazo, hay una cadena de causalidades creando un universo que no está preconcebido. Sí hay un juicio estético, pero no se trata sólo de eso; no se trata de una paleta armónica o no. La selección  es arbitraria, como un juego. A veces he intentado meterme en un programa, pero me ha ido muy mal.

FS: En tu trabajo pictórico prevalecen los planos de color extensos y la gestualidad, aunque también se advierten indicios figurativos ¿Cómo te planteas esos cruces de lenguajes?.

JH: Veo a la figuración, al realismo y a la pintura tradicional con mucha admiración. Pero me alejé de la figuración desde el principio de mi trabajo. La construcción de la obra abstracta contiene ese temor, queja o admiración por la figuración. En mi caso, intento provocar lecturas figurativas desde lo abstracto. Voy creando diferentes morfologías que al ponerlas juntas, sugieren lecturas. Nada es tan abstracto en realidad.

FS: En esta exposición presentas un número importante de obras sobre papel, junto a varios lienzos ¿Cuál es el punto de coincidencia entre los distintos soportes empleados?

JH: Los trabajos sobre papel también son pinturas. Nunca he podido separar el dibujo o la pintura; la definición de ambos no depende del material. Yo a todo eso lo llamo pintura, pero igualmente tengo dibujo en cada obra, tanto en tela como sobre papel.

FS: En esta muestra no solo hay pinturas. También has incluido una instalación in situ y un video. 

JH: Sí, es cierto.  Tengo necesidad de soltar el lienzo y experimentar el espacio. La pintura puede ser una especie de zona de confort que puede ser peligrosa.

FS: Eso es en cuanto al espacio ¿y cómo te planteas la experiencia del video?

JH: El video se orienta hacia la visión de primer plano sobre mi propio trabajo. Hace un tiempo estuve haciendo una serie de trabajos digitales. Guardé cada capa y luego le puse animación. Allí mostraba recorridos de la imagen en movimiento. Eso lo hice en pantalla y nunca lo proyecté. Hay un asunto de velocidad que está en lo gestual, una cosa lenta que puede aumentar, la línea que se está develando o descubriendo aparece y se disipa lentamente.

Juan Henriquez. Artista Visual. Realizó estudios de arte en la Escuela de Arte Julio Árraga (1998) y en la Academia Superior de Arte Neptalí Rincón (2000-2002), ambas en Maracaibo.  Asistió a talleres de experimentación en artes gráficas, restauración de arte, fotografía, promoción cultural, actuación y dirección de arte para cine. Fue miembro cofundador del Colectivo de Arte La Tintota, desarrollando proyectos de arte público, laboratorios de arte y exposiciones colectivas con el apoyo y tutoría de los profesores de arte José Ramón Sánchez y Víctor Fuenmayor. Entre sus principales individuales se encuentran “Gozo Solo”, presentada en el Museo de Arte Contemporáneo del Zulia-MACZUL (Maracaibo, 2016) y la Galería D´Museo (Caracas, 2017). En 2019 participó en la muestra colectiva “For Now: Contemporary Venezuelan Art of the Miami Diaspora” (Coral Gables Museum. Miami, Florida) y en 2020 fue parte de la exposición virtual “Leaks and Matches” (Bag Online Art Gallery, Houston, Texas). Ha expuesto su trabajo en Bélgica, Rumanía, Brasil, Argentina, Colombia, Perú, el Caribe holandés y Estados Unidos. En 2002 recibió el premio “Artista Joven” en el 27º Salón Nacional de Arte de Aragua, Maracay, Venezuela. Desde 2006 vive y trabaja en Miami, Florida.

 

 

 

 

 

 

Comments

comments