El estratega y preparador físico venezolano llegó a Panamá hace seis años. En Venezuela obtuvo ambas licencias para poder meterse de lleno con el fútbol, deporte que más tarde le abrió las puertas en el Istmo.

“Cuando estudiaba educación física, un técnico involucrado al fútbol me animó para entrar en este deporte y ahí comenzó mi camino, que gracias a Dios ha sido fructífero y de muchos retos”, dijo Parra, licenciado en educación física, deportes y recreación de la Universidad de Carabobo.

Como preparador físico, Jonathan Parra dio sus primeros pasos en el CF Bejuma de la Tercera División del fútbol rentado venezolano, para después pasar a formar parte del Carabobo FC, ya en la División del Honor del balompié de Venezuela y luego la Academia de Fútbol de Puerto Cabello, actualmente en Primera División.

Le tocaba…

Tras esa experiencia, llegó una oportunidad que no podía rechazar: estudiar fisiología del deporte en Panamá.

“Desde que llegué, siempre me han abierto las puertas. Para mi sorpresa, me conseguí con un jugador que entrené en Venezuela y él fue quien me llevó al San Francisco FC, equipo que de una vez me contrató como preparador físico de la categoría reserva y quedamos campeones”.

Su trabajo le valió un cupo en el equipo profesional del “SanFra” y luego, bajo los mismos cargos, en el Sporting de San Miguelito.

“Luego de esa experiencia me trasladé a Chiriquí y tengo dos años trabajando como asistente del Atlético Chiriquí, que es el equipo de Primera División y como técnico principal del equipo de Segunda División”.

Entre chamos

A partir del próximo torneo, Parra trabajará de la mano con Alberto “Nino” Valencia, quien fue contratado como técnico principal del Atlético Chiriquí. Además, habrá presencia venezolana en los cargos de preparador de arqueros y preparador físico.

Los técnicos venezolanos, poco a poco, se han ido sumando a los diversos clubes del fútbol panameño. Para Parra, hay una sencilla explicación.

“Los éxitos que han tenido los técnicos venezolanos que nos han representado en los últimos años. Figuras como Saúl Maldonado, Ángel Sánchez, Fran Perlo, Edson Tortolero, Rafael Mea Vitali y ahora la llegada de Kike García, habla muy bien del trabajo que venimos haciendo en estas tierras”.

Por si fuese poco, al grupo de entrenadores venezolanos haciendo vida en el Atlético Chiriquí, hay que agregar a la esposa de Parra, Luissiana García, quien dirige la parte administrativa del club.

“Ella es odontólogo, pero bueno, acá en Panamá no puede ejercer y le tocó trabajar en esta área. Estamos en familia”, comentó Parra, quien aspira a seguir creciendo como profesional estudiando en Europa.

“Es una meta planteada una vez estén dadas todas las condiciones. La idea es seguir creciendo como técnico y aspirar a mejores oportunidades profesionales en el futuro. Por ahora, estoy feliz por todo lo que me ha dado Panamá”, sostuvo el técnico de apenas 35 años de edad y seguidor del juego del técnico Pep Guardiola.

Comments

comments