La ONU cifra en más de cinco millones las personas que salieron de Venezuela en el último lustro, como consecuencia de la crisis económica y política que vive el país caribeño. En la imagen de archivo el registro de una pareja de migrantes venezolanos en Arauquita (Colombia). EFE/Jebrail Mosquera

Ginebra, 9 de diciembre de 2021 – La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) , lanzan hoy el Plan Regional 2022 (RMRP) de la Plataforma de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes de Venezuela (R4V) por un monto de 1.790  millones de dólares para apoyar las crecientes necesidades de las personas refugiadas y migrantes de Venezuela y sus comunidades de acogida en 17 países de América Latina y el Caribe.

Dichos recursos son administrados por las agencias de cooperación internacional y entregados a los Gobiernos de los países de acogida y a las ONG’s según los proyectos que entreguen para atender las áreas descritas en el programa que está disponible en la web www.R4V.info.

El número de personas refugiadas y migrantes de Venezuela en todo el mundo ha superado ya los 6 millones, y la gran mayoría de ellas son acogidas por países de América Latina y el Caribe. En su mayor parte llevan muchos años desplazadas fuera de Venezuela.

Varios países de acogida han establecido mecanismos innovadores de protección y regularización para ayudarles a acceder a derechos y servicios. Sin embargo, a medida que esta situación se prolonga en el tiempo, las vulnerabilidades y los riesgos a los que se enfrentan las personas venezolanas, así como las necesidades de sus comunidades de acogida, han aumentado drásticamente.

“El firme apoyo de la comunidad internacional sigue siendo crucial para atender las necesidades más urgentes de las personas refugiadas y migrantes, y para ayudar a los países de acogida a garantizar su integración socioeconómica”, dijo Eduardo Stein, Representante Especial Conjunto del ACNUR y la OIM para los refugiados y migrantes de Venezuela. “Quienes han salido de Venezuela están dispuestos a contribuir y devolver a las comunidades que les han acogido”.

La pandemia de la COVID-19 ha empeorado las condiciones de vida de los más vulnerables en toda la región, incluidas las personas refugiadas y migrantes. El aumento del desempleo y la pobreza, las dificultades para acceder los servicios básicos y educativos, así como los graves riesgos de protección derivados de la falta de estatus regular han dejado a muchos sin esperanza y han contribuido a los desplazamientos en busca de mejores oportunidades.

Con las fronteras terrestres cerradas en gran medida en la región en un esfuerzo por contener la propagación de la COVID 19, las personas venezolanas han recurrido a rutas informales -a menudo a pie- exponiéndose a graves peligros, como las condiciones climáticas extremas, catástrofes naturales, las amenazas de redes de trata y explotación y abuso por parte de traficantes. Mientras tanto, los flujos de salida de Venezuela persisten.

El Plan de Respuesta para Refugiados y Migrantes (RMRP) 2022 se lanza hoy para responder a esas necesidades urgentes y apoyar soluciones a más largo plazo que permitan a las personas venezolanas reanudar sus vidas.

El RMRP tiene como objetivo fortalecer aún más las respuestas nacionales y regionales, apoyando los servicios humanitarios esenciales, incluyendo intervenciones de salud, alojamiento, alimentación, agua, saneamiento e higiene (WASH) en los países de acogida. Al mismo tiempo, el RMRP se centra en la integración a largo plazo de quienes han pasado varios años en las comunidades de acogida y en promover el desarrollo de los países de acogida para garantizar el acceso a la educación, la protección, la regularización, el mercado laboral y los programas nacionales de salud y bienestar social.

“Los esfuerzos de regularización en curso son un gesto de solidaridad y requerirán una importante inversión financiera para que sean exitosos”, dijo Stein. “Se necesita un mayor compromiso y esfuerzos más concertados para garantizar que nadie se quede atrás”.

El plan de respuesta de este año reúne a 192 organizaciones socias que participan en la respuesta, entre las que se encuentran agencias de las Naciones Unidas, organizaciones no gubernamentales internacionales y nacionales, la sociedad civil y organizaciones dirigidas por refugiados, migrantes y comunitarias.

Para saber más sobre el RMRP 2022, visite: https://rmrp.r4v.info

Comments

comments