Foto referencial.

El papa Francisco expresó este miércoles su deseo de visitar Venezuela y pidió a todos los sectores trabajar seriamente por lograr una unidad nacional que ayude a sacar al país de la profunda crisis en la que está sumergido.

El sumo pontífice, en un video en el que envió un mensaje por la beatificación del doctor José Gregorio Hernández, reconoció que la ceremonia tendrá lugar en un momento difícil para Venezuela y aseguró que conoce bien la situación que sufren sus ciudadanos.

«Ruego, hermanos y hermanas, que el nuevo beato inspire a todos los dirigentes, sindicalistas, académicos, políticos, empresarios, religiosos, universitarios, a todos, y a otros, a desempeñarse seriamente en el logro de una unidad operativa», expresó.

«Pido que todos recuperemos esa Venezuela en la que todos sepan que tienen cabida, en la que todos puedan encontrar un futuro, y que ninguna intervención de afuera les impida transitar este camino. Cuánto desearía poder visitarlos para al menos significar mi acompañamiento», añadió.

Afirmó que está consciente de las angustias que se han visto agravadas por la pandemia de coronavirus que afecta al mundo.

«Tengo presentes a tantos muertos, a tantos contagiados por el coronavirus, que han pagado por su vida, por mantenerse en sus tareas, en condiciones precarias. Esta pandemia que hoy día incide en esta gran fiesta de la fe, de la beatificación, y que la reduce para evitar contagios, por razones de seguridad y de salud. Nos mete en casa a todos, no nos permite salir a la casa a celebrar porque la pandemia es peligrosa», dijo.

El Papa expresó que tiene presente a todos los venezolanos que han abandonado el país en busca de mejores condiciones de vida, así como a quienes están privados de libertad y a los que carecen de derechos esenciales. «Todos son compatriotas del beato y todos tienen los mismos derechos, los acompaño con amor», añadió.

Francisco expresó que también conoce la fe y las grandes esperanzas del pueblo venezolano. Afirmó que la beatificación de Hernández es una bendición especial para Venezuela que invita a la conversión hacia una mayor solidaridad para producir entre todos la respuesta del bien común tan necesitada para que el país renazca después de la pandemia.

«Les pido a todos ustedes, que tanto aman al doctor José Gregorio, que sigan el admirable ejemplo de servicio desinteresado a los demás. Este momento de unidad nacional, en torno a la figura del médico del pueblo, supone una hora singular para Venezuela y exige que ustedes vayan más allá, que den pasos concretos en favor de la unidad, sin dejarse vencer por el desaliento», dijo.

El sumo pontífice pidió buscar el camino de la unidad nacional por el bien de Venezuela, en la que todos, con seriedad, sinceridad y respeto y el reconocimiento recíproco, anteponiendo el bien común ante cualquier otro interés, trabajen por la unidad, la paz y la prosperidad para que los ciudadanos vivan con normalidad, productividad, estabilidad democrática, seguridad, justicia y esperanza.

Comments

comments