Ramiro corre despavorido por una calle del sector popular caraqueño de La Vega para refugiarse del tiroteo que, repentinamente, comenzó en la zona. La escena es una de las tantas que se presentan semanalmente en el lugar que hoy parece convertido en un microestado dominado por megabandas criminales.

En las últimas semanas, la barriada pasó a ser el centro de atención de la ciudad debido a las constantes detonaciones que ya afectan a zonas vecinas y hasta a los operativos policiales desplegados para intentar detener a estos delincuentes que, según lugareños, están mejor armados que los cuerpos de seguridad.

Comments

comments