“Basta ya” fue la consigna de los activistas y voceros panameños que hicieron un llamado a la ciudadanía para combatir la impunidad en casos de soborno

El 1 de junio Panamá tendrá acceso a las confesiones de Marcelo Odebrecht, expresidente de la constructora Odebrecht, luego de que el ejecutivo y otros empleados de la empresa decidieran colaborar con los fiscales, a cambio de reducir su condena. Odebrecht fue detenido en 2015 y fue sentenciado a 19 años y 4 meses de cárcel tras haber sido hallado culpable de corrupción, lavado de dinero y asociación para delinquir. La empresa pagó sobornos millonarios en 10 países de América Latina y Panamá está en la lista.

En enero de este año, la Procuraduría General anunció la formulación de cargos por blanqueo de capitales a 17 personas involucradas en el caso Odebrecht, entre los cuales están los hijos del expresidente Ricardo Martinelli. Al mes siguiente el primer mandatario Juan Carlos Varela fue acusado de recibir donaciones por parte de Odebrecht para su campaña presidencial, a lo que el Presidente contestó que se trataba de “donaciones privadas” y no sobornos.

Recientemente la publicista brasileña Mónica Moura declaró que Odebrecht habría pagado 16 millones de dólares a Ricardo Martinelli para la campaña presidencial de José Domingo Arias, miembro del partido político Cambio Democrático, en las elecciones de mayo de 2014.

Tras una sucesión de escándalos de corrupción y lavado de dinero a lo largo del gobierno de Varela, diversos actores de la sociedad han prendido las alarmas sobre cuáles pudieran ser las consecuencias para el país de las declaraciones de Odebrecht, que serán divulgas en junio.

 

Pronunciamientos

El Colegio Nacional de Abogados de Panamá fijó posición a través de la firma de la declaración “Frente a la ola de corrupción: Basta Ya”, y envió un mensaje de alerta a la ciudadanía. En un acto celebrado en la sede del organismo, la activista y vocera de la iniciativa, Ana Elena Porras, aseguró que la corrupción ha crecido como nunca antes, afectando a todos los estratos de la sociedad panameña.

“Queremos impulsar una acción ciudadana para combatir con determinación y sin tregua estos escándalos monstruosos de corrupción protegidos por la impunidad. Es hora de actuar en contra de ese hoyo negro que se traga nuestro futuro, nos avergüenza y destruye nuestra conciencia nacional”, afirmó Porras.

Son 7 los puntos que incluye la declaración, entre los cuales están: exigirle al presidente Varela que solicite al gobierno de Brasil las informaciones sobre las confesiones (delaciones premiadas, en términos legales) de las investigaciones de Odebrecht; pedir la renuncia inmediata de los funcionarios públicos involucrados en el caso, rechazar todo intento de parte del Ministerio Público y el órgano Judicial de encubrir a cualquier persona mencionada en las imputaciones de Odebrecht.

También solicitan celeridad en los procesos legales en contra de las personas imputadas, la aprobación inmediata de una Ley de Contrataciones Públicas que le ponga freno a la corrupción en el país, la extradición de Martinelli por parte de la justicia panameña y la recuperación de los dineros públicos.

“Los ciudadanos tenemos que lograr un cambio radical frente a las confesiones de Odebrecht sobre sus hábitos corruptos que afectan a toda la población y frente a la impunidad que tiene al país defraudado”, reza el comunicado, que fue firmado por Willy Cochez, Eloy Alfaro, Ricardo Bermúdez, José Trinidad Castillero, entre otros abogados y activistas.

 

Comments

comments