A la par con el atentado que seguidores extremos del presidente saliente cometieron contra la sede del Parlamento Norteamericano, las redes sociales comenzaron a su vez a tomar acciones contras las cuentas de Trump.

Algunos consideran que era necesario para evitar la violencia en el país, otros lo han señalado como un zarpazo a la libertad de expresión en los Estados Unidos.

También se ha cuestionado el gran poder que tienen hoy en día estos servicios sociales digitales capaces de enfrentarse con un presidente de la primera potencia del mundo.

https://www.instagram.com/p/CJ0yXJcnp1N/?utm_source=ig_web_copy_link

Comments

comments