Suecia se corona como el país con mejor reputación del mundo. Así se desprende del Estudio presentado por Reputation Institute, Country RepTrak® 2019, que determina, entre otros aspectos, los países con mejor reputación. Siguiéndole en el ranking se encuentran Suiza, Noruega, Finlandia y Nueva Zelanda.

Reputation Institute ha realizado este estudio durante los meses de marzo y abril de 2019 basándose en 58.000 calificaciones individuales entre el público general de las economías del antiguo G8 (Canadá, Francia, Italia, Alemania, Japón, Rusia, Reino Unido y Estados Unidos). Por una parte, se analiza la admiración, respeto y confianza que despierta cada nación en el ámbito internacional mediante el indicador de reputación emocional RepTrak® Pulse, y además se explica mediante 17 indicadores racionales de percepción que se agrupan en tres dimensiones: calidad de vida, nivel de desarrollo y calidad institucional. Por último, estas percepciones se asocian con actitudes y comportamientos que generan valor, como la intención de visitar el país, invertir en él o comprar sus productos y servicios.

Según Fernando Prado, vicepresidente de Reputation Institute a cargo de América Latina y España, “la conclusión más importante del análisis desarrollado es que la reputación de un país tiene un impacto directo en los comportamientos de apoyo de los observadores internacionales (visitaría el país, compraría sus productos, invertiría, estudiaría o trabajaría allí, etc.), que finalmente influyen sobre variables económicas.”

“Los resultados de Country RepTrak® refuerzan el concepto del soft power, demostrando que países que no poseen las mayores economías ni los ejércitos más poderosos son capaces de influir en la comunidad global gracias a su credibilidad. Esta buena reputación no sólo acarrea beneficios económicos, sino que les permite tener un papel en la comunidad internacional mucho más allá de lo que su tamaño objetivo parece concederles tanto en su presencia en las instituciones internacionales, como en la relevancia de sus posiciones de índole política social y económica.”, afirmó Prado.

Suecia ha resultado ser número uno en lo que respecta a país amigable, seguro, bello, con un estilo de vida atractivo, bajo en corrupción y comportamiento ético. “Estas son variables que explican más de la mitad de la reputación de un país”, apuntó Nicolas Georges Trad, Director Global de Operaciones de Reputation Institute.

Latinoamérica

Perú ha vuelto a subir en el ranking internacional y lidera la región latinoamericana en el puesto 25. La nota negativa la marca Venezuela, el país peor percibido de la región en el puesto 49. Según afirma Fernando Prado, “Perú ha sido un ejemplo de éxito en la gestión de su marca país, capitalizando su legado cultural y arqueológico y su gastronomía, y alineando a actores públicos y privados en la promoción internacional”.

Otro resultado importante concierne a Brasil y México, ambos países con cambios políticos relevantes, llevando al poder a líderes populistas de signo político opuesto. En ambos casos el resultado en reputación ha sido el mismo, su percepción internacional no ha variado, pero la propia visión de brasileños y mexicanos sobre su país ha mejorado notablemente.

Venezuela ocupa uno de los principales titulares del estudio, pues su indicador de reputación se desploma ante la terrible realidad del país que ha empezado a conocerse mejor en países lejanos. La valoración de calidad institucional de Venezuela se ha deteriorado drásticamente, llegando a valores considerados como pobres, en la línea de Iraq, Irán y Pakistán. Venezuela ha perdido 6 puntos Pulse entre 2018 y 2019, registrando con este dato la mayor caída del estudio.

Panamá

Por su parte Panamá, obtuvo una puntuación de 56.1 puntos Pulse en el ranking de los países del antiguo G8, reflejando un aumento de 0,8 puntos Pulse para este indicador que mide la estima, confianza, admiración y buena impresión que despierta un país.

En esta categoría, Panamá muestra una mejora tras la baja reflejada en los resultados de este estudio durante los últimos años.  En relación con la evolución de la reputación de Panamá, el país ha pasado de una puntuación de 49.4 en el año 2012 a un 55.3 en el año 2018, según los países evaluados por el G8.

De acuerdo con el ranking de reputación de los países latinoamericanos evaluados para este 2019, Panamá obtuvo una puntuación de 56.9, Pulse lo que representa un aumento de sólo 0,1 puntos Pulse en cuanto a su valoración del año anterior. Panamá, en el año 2013 contaba con una puntuación de 60.4, mientras que en el año 2018 reflejó una disminución de un 56.8 de puntuación, según indica el estudio Country RepTrak®.

Stratego como aliado en Panamá del Reputation Institute, insiste en la necesidad que tienen las empresas de establecer una hoja de ruta que asegure que integran la reputación en su estrategia corporativa. Gustavo Manrique, director de Comunicación Estratégica de Stratego señala “Los riesgos asociados a la pérdida de reputación corporativa representan una amenaza en la actualidad, por lo cual, una adecuada gestión de estos riesgos puede ser una de las mayores oportunidades de creación y protección del valor. El Country RepTrak pone precisamente en contexto la importancia de la reputación como un activo intangible que genera comportamientos favorables sobre los países, las empresas y sus marcas”.

Algunos datos de este estudio:

  • 5 países han logrado un nivel de reputación excelente: Suecia, Suiza, Noruega, Finlandia y Nueva Zelanda.
  • 6 de los 10 países con mejor reputación son europeos, mientras que, 8 de los 10 países con mejor reputación también se encuentran entre los 10 primeros en el Ranking Mundial de la Felicidad.
  • Suráfrica, Brasil, Italia y España son los únicos países con un indicador de reputación más fuerte entre los extranjeros que entre sus propios ciudadanos.
  • Reino Unido, Arabia Saudita, Francia, Israel y Venezuela experimentaron caídas drásticas de reputación, mientras que Vietnam, Argelia, Singapur, Suiza y Polonia tuvieron las mayores subidas.
  • De las tres dimensiones de la reptación de un país, Japón lidera la dimensión “Nivel de Desarrollo, Suecia lidera la dimensión “Calidad Institucional” y Nueva Zelanda lidera la dimensión “Calidad de Vida”.
  • Panamá, en el ranking de los países del antiguo G8 obtuvo una puntuación de 56.1, reflejando un aumento de 0,8 puntos Pulse entre 2018 y 2019.
  • Panamá obtuvo una puntuación de 56.9, Pulse lo que representa un aumento de sólo 0,1 puntos Pulse en cuanto a su valoración del año anterior.

 

Comments

comments