La audiencia televisiva estadounidense para la nonagésima entrega de los Premios de la Academia, en ABC, cayó casi un 16 por ciento en comparación al año pasado, según los datos preliminares de Nielsen.

La cifra sugiere que la audiencia total de los honores más altos de la industria del cine podría estar por debajo del mínimo histórico de 32 millones, en 2008.

La transmisión en vivo atrajo al 18,9 por ciento de los televidentes en 56 mercados principales, de acuerdo con la medición realizada por Nielsen a hogares del mercado, dijo un portavoz de ABC.

Eso se compara con el 22,4 por ciento de hace un año, cuando la audiencia de los Óscars cayó a un mínimo de nueve años de 32,9 millones de espectadores.

Los datos de Nielsen no incluyen la visualización de los Oscar en plataformas digitales y móviles.

Los Oscars rindieron tributo a la fantasía romántica “The Shape of Water”, como la mejor película, durante una ceremonia de casi cuatro horas.

Jimmy Kimmel, anfitrión por segundo año consecutivo, se basó en un tono socialmente consciente que ha definido la noche de los últimos años al entablar acusaciones de conducta sexual indebida y presuntas disparidades salariales basadas en el género que han sacudido a la industria.

Frances McDormand terminó su discurso de aceptación a la mejor actriz con una oscura jerga legal: “cláusula de inclusión”.

La esencia del concepto es esta: actores y cineastas podrían usar su poder de convocatoria para conseguir que un estudio contrate a más mujeres, homosexuales, personas con discapacidad y personas pertenecientes a minorías raciales para el elenco y la tripulación al estipularlo como cláusula adicional en los contratos.

Brie Larson, ganadora del Oscar a la mejor actriz de la película ‘Room’ 2015, escribió en Twitter después de la ceremonia, que está comprometida con la cláusula de inclusión.

Comments

comments