No entiende como los venezolanos no reaccionaron y continúan sin reaccionar ante tamaña usurpación.

 

Por: Nitu Pérez Osuna

@NituPerez

 

Dalita Navarro, oriunda de Maracaibo, lleva dos lustros compartiendo vida, planes y sueños con el ex mandatario colombiano Belisario Betancur Cuartas. Por su trabajo a través de la Escuela Taller Barichara, esta venezolana-colombiana ha sido reconocida con el premio Women Together, otorgado a líderes que con sus proyectos sociales,   ayudan a mejorar las condiciones de vida de la gente. Desde Bogotá sigue los acontecimientos de su país natal y mantiene que “mientras no haya paz en Venezuela, tampoco la habrá en Colombia”

 

¿Cómo ve  el proceso electoral en Colombia?

 

El país está muy polarizado, pero me siento satisfecha con la decisión que pareciera que aquí se está tomando  en el sentido que gente joven, con una visión moderna, sea tomada en cuenta por el electorado como una opción real para la presidencia.  Me refiero a Iván Duque, quien ha demostrado que tiene ideas propias e innovadoras, un buen proyecto de gobierno en el que destaca la recuperación económica, la lucha contra la corrupción y la delincuencia así como una especial atención a la salud, la educación y a la cultura. Además afirma que hay que alejar a Colombia del populismo que tanto daño le ha hecho a Venezuela y que está a la vista.  Es tan grande el daño,  que centenares, miles, millones de ciudadanos hoy abandonan el país en busca de la calidad de vida que se perdió en Venezuela.  Intelectuales y militantes de izquierda pretenden negar las

facultades de Duque expresando que si llega a la primera magistratura de Colombia, seguirá mandando Uribe y eso no es cierto.

 

Hay quienes afirman que Duque carga con  los amigos del ex mandatario Uribe, pero también con todos sus enemigos.

 

Y siempre le digo a las personas que “usen el retrovisor”  porque ¿hasta cuándo ese empeño de culpar de todo lo que aquí pasa al ex presidente Uribe?  Desde que tengo memoria Colombia ha sido un país con grandes dificultades, con violencia, desigualdades y con carencia de equidad. No desde el 2002, fecha en la que fuera elegido Uribe como presidente, sino desde hace mucho tiempo… ¡usen bien el retrovisor!  Yo creo que este país necesita gente joven y  hay que darles oportunidad.

 

Del candidato Gustavo Petro ¿qué opina? ¿Tiene posibilidad de llegar a Nariño y con él la izquierda?

 

Pienso que si eso sucediera sería un retroceso muy grande para Colombia.  Ya  demostró su incapacidad  durante los 4 años que estuvo de alcalde, gestión muy mal calificada. Mira, yo soy guajira y si eso llegara a suceder, comenzaría de cero en otra parte.  Petro sería un desastre para este país.

 

Usted siempre ha expresado que cuando pisó Barichara en Santander, se enamoró de ese pueblo colonial  y su gente.

 

Así es.  Tengo allí una fundación que va ya para 10 años, se llama Escuela Taller Barichara. Intentamos con ella rescatar los oficios tradicionales de esa zona: su música, gastronomía, artesanía y hacer crecer el patrimonio cultural de Santander.  Me siento contenta con lo que hemos logrado, pero siempre quiero más.  Hemos conseguido capacitar a muchos lugareños, el turismo ha crecido y la gente del pueblo, que salía en busca de trabajo y mejores condiciones de vida, ahora se quiere quedar allí.  Pero aún falta mucho por hacer.

 

Distinto a lo que sucede en Venezuela que la gente sale en oleadas de todas las regiones.

 

Y no solo los venezolanos, colombianos que hicieron vida allá, montaron empresa, se casaron, tuvieron hijos están volviendo a Colombia producto del hambre, enfermedad y del  terror. Gente en su mayoría honesta y trabajadora que ahora tienen que comenzar de nuevo y de cero.  Le digo algo, la situación es muy complicada porque Colombia no ha estado acostumbrada a recibir tanta gente y los venezolanos nunca fuimos emigrantes asi que, ni unos ni otros, nos preparamos para esta situación.  Por eso siempre digo que mientras no haya paz en Venezuela, no habrá paz en Colombia. Con la migración  de miles de ciudadanos comienzan a surgir resquemores porque  se traslada también toda una problemática social, educativa y de salud para la cual Colombia, no estaba preparada. Ver esto es sumamente doloroso.

 

El ex presidente Andrés Pastrana afirma que “el problema  de Nicolás Maduro no es que sea colombiano, sino que no es venezolano y por lo tanto no puede, según la constitución, ser presidente  ¿qué opina al respecto?

 

Eso se dice aquí y allá hace mucho tiempo, que Maduro es colombiano. La verdad es que no entiendo como los venezolanos no reaccionaron y continúan sin reaccionar ante tamaña usurpación de identidad y de la majestad presidencial.  Pero también le digo que ha habido mucho tapujo, hubo ocultamiento de la parte colombiana  sobre los verdaderos orígenes de Maduro,  imagino que los politiqueros de aquí y de allá llegaron a algún tipo de acuerdo al respecto para mantener a Maduro como “garante” del proceso de paz que se adelantaba en Cuba.  No convenía destapar esa olla.  Basta solamente analizar el cambio violento que se suscitó luego de la firma del convenio de paz con el cual, Maduro dejó de ser “amigo”, para convertirlo nuevamente en el personaje maligno que es.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.

Comments

comments