Antonio Ledezma at the press conference of the 2018 Oslo Freedom Forum.

La mañana del 20 de febrero, el ex alcalde de Caracas, publicó este tweet en su cuenta verificada @alcaldeledezma “La verdad es q Maduro tiene en la oposición desarticulada su gran fortaleza. Por eso, a pesar d su desastrosa gestión, sigue usurpando los poderes. Veo con angustia q no hay voluntad d rectificación, insólito q tomen, otra vez, barranco d elecciones regionales. ¡Alerta Venezuela!

La opinión de Antonio Ledezma refleja, en gran parte, la realidad del panorama político venezolano. Un régimen cada vez más fuerte que parece no preocuparle mucho el papel de la llamada oposición venezolana, tildada de dividida e inoperante.

“Más que dividida, la oposición está infiltrada”, dijo Ledezma a El Venezolano de Panamá. “Maduro compró conciencias, doblegó mediante chantajes y extorsiones a individualidades. Y si eso no se corrige, será difícil desalojar esas mafias porque tenemos al enemigo en los puestos de comando estratégico soplándoles todo a los espías de Maduro”, agregó.

Doble play

Para el exiliado político, hoy radicado en España, hay factores que mantienen una política de bigamia. “Eso es anti-ético, porque por una parte dicen estar casados con el gobierno interino de Guaidó y por otro lado, es evidente, que tienen un frente montado con Maduro”.

Ante este incierto panorama, Antonio Ledezma apuesta por crear una atmósfera de confianza entre el grupo opositor.

“Decirnos lo que tengamos que decirnos, en tono respetuoso, pero franco. Unidad no es ‘esconder las basura debajo de la alfombra’, tampoco es una obra de teatro basada en la hipocresía de aparecer juntos en una tarima y tras bastidores la gente percibe que estamos confrontados”.

Aprender de los errores

Si la misma dirigencia que ha venido tomando decisiones en los últimos cinco año sigue insistiendo en la misma estrategia, para Ledezma será inevitable seguir recogiendo los vidrios rotos.

Explicó que en Venezuela ya no se puede hablar de oposición, sino de resistencia, porque es la gente, el pueblo, el que está resistiendo los embates del régimen que lidera Nicolás Maduro.

“Hay que pasar la página del cuadro cerrado que impuso de hecho el llamado G4. Otra cosa, es indispensable definir la estrategia y no repetir el descarado y pernicioso zigzagueo de estar cambiando de caballo en la mitad del rio, tal como se hace cuando pasamos de protestas con la gente eufórica en las calles  e inesperadamente se pasa a mesas de dialogo que solo dejan frustraciones y desánimo”.

El pueblo, sostiene Ledezma, está cansado del panorama confuso porque no termina de centrarse en una agenda de lucha única y cierta. “Es insólito que haya ahora dirigentes planteando ir a elecciones después que esa misma dirigencia promovió una Consulta Popular el pasado mes de diciembre, cuyo resultado es vinculante y por lo tanto será ‘una patada histórica’ a esos millones de venezolanos que decidieron avalar ese proceso”.

¿Entonces qué propone Ledezma?

“Lo correcto será platear acciones determinantes con base a los artículos 333 y 350 de nuestra Carta Magna. Esa es la vía, la otra, la de participar en elecciones regionales es “servirle a Maduro en bandeja de plata”, más tornillos para que se acomode mejor en la silla que usurpa.

Yo pregunto a los que se quieren meterse en ese nuevo fraude ¿estamos en mejores condiciones que en el 2017, cuando Maduro se llevó, con su fraude, 19 gobernaciones? ¿De verdad creen que con algunas gobernaciones vamos a liberar a un País, que es ya, como un cementerio donde no hay seres sino muertos a lo largo del territorio nacional?”.

Sobre el futuro de la oposición, dijo que todo dependerá de la capacidad que tenga la dirigencia de hacer una jornada de autocrítica para precisar las fallas, que sin lugar a dudas las hubo.

“Lo lógico sería instalar un nuevo eje de gravedad en el que participaran todos los factores identificados con la premisa que para mí está vigente y que no es otra que luchar para que Maduro cese en la usurpación de los poderes públicos”.

 

 

Comments

comments