Los economistas José González, Luis Vicente León y Víctor Silva conversaron sobre el panorama económico de Venezuela y Panamá en 2017. Foto: David Alejandro Chacón.

Mientras que la nación suramericana decrecerá el venidero año, el Istmo pudiera convertirse en el Singapur de América Latina

Venezuela y Panamá, dos países hermanos con realidades muy diferentes. La historia da giros inesperados en todos los ámbitos y el económico no es la excepción. A principio de los años noventa, la patria de Bolívar gozaba de números interesantes gracias a la bonanza petrolera, mientras que el Istmo terminaba de luchar por su independencia de Estados Unidos. Los papeles se han invertido.

El Fondo Monetario Internacional indica que Venezuela decrecerá 4 % en 2017, mientras que Panamá crecerá 5.8 %, mejor que en 2016 (5.2 %). “Son dos casos muy diferentes. Realidades distintas, lamentablemente”, dijo el reconocido economista venezolano Luis Vicente León, presidente de Datanalisis, durante el evento “Perspectivas 2017” presentado por el Venezuelan Business Club Panamá (VBC).

A León lo acompañaron sus colegas José González, residenciado en Estados Unidos desde hace más de 20 años y el también venezolano Víctor Silva. Los tres no ven con muy buenos ojos el futuro cercano de Venezuela por distintas razones.

Diversas opiniones

Silva advierte, que si bien no es experto en política, cree necesaria una transición de gobierno o en su defecto, que el actual establezca desde ya un plan económico acorde a la situación que atraviesa el país. “Sonará repetido, pero es la realidad”, dijo el experto.

“Con Venezuela hay una historia agridulce. Claramente hay muchas distorsiones, pero por otro lado hay oportunidades muy marcadas. Por ejemplo, el sector de mercado de capitales es una buena alternativa porque casi no hay competencia, entonces es buen momento para ir posicionando una marca. Yo creo que en Venezuela ya el cambio comenzó y es el momento de apostarle a la reconstrucción del país”, explicó Silva.

José González no ve con tan buenos ojos el panorama para Venezuela, pues piensa que el deterioro va a continuar, ya que la crisis económica nacional tiene problemas estructurales, no coyunturales. “Venezuela produce cada vez menos petróleo por falta de inversión y esa es una de las claves. Además de un entrampamiento político que no consigue acuerdo entre las partes, por lo que pienso que seguirá la inflación, la escasez y el decrecimiento”.

Luis Vicente León lamentó no tener muy buenas noticias, porque todo lo malo que dejará 2016 se verá reflejado en 2017. El director de Datanalisis dice que no está esperando un cambio importante en las razones que ocasionan la crisis.

“La debacle venezolana no solo se debe a la caída en los precios del petróleo como trata de explicar el Gobierno, ya que es un problema de controles, de un modelo intervencionista que ha afectado la capacidad productiva y también la falta de confianza que existe sobre el país”, explicó León.

El economista agregó que no se trata de agregarle o quitarle ceros a la moneda o de discursos políticos. “Hay que hacer una reforma en el modelo económico, que se asuman los costos de ese ajuste, pedir ayuda internacional y arrancar un proceso nuevo, y eso, desde mi punto de vista, no está enmarcado en el 2017”.

Otro ambiente

González fue claro y preciso cuando le preguntaron sobre Panamá y sus perspectivas económicas rumbo a 2017. “Este país puede crecer entre 5 % y 7 % para siempre. Si esta nación con cuatro millones de habitantes, tres millones de turistas y dos millones de población flotante firma acuerdos políticos adecuados, se puede convertir en el Singapur de América Latina. Es una nación muy administrable”, explicó.

León, por su parte, dijo que si bien Panamá ha sufrido una desaceleración, el panorama seguirá estable. No cree que sea precisamente culpa de Gobierno y por el contrario lo asocia con bajas en el mercado mundial. “Un mundo que se ha complicado económicamente y que por supuesto afecta al país”.

Sin embargo, advierte que hay decisiones que pudiera tomar mal la sociedad panameña. “Al recordar la gente una época de bonanza en el pasado puede estar esperando unos números que sencillamente no se van a conseguir y eso podría afectar y dividir. Se debe reconectar al panameño con la política y hacerle ver que lo que está pasado es ajeno a la nación”, cerró León.

Números

Crecimiento mundial (2017): 3.4 %
Crecimiento de América Latina (2017): 1.6 %
Crecimiento Venezuela (2017): -4 %
Crecimiento Panamá (2017): 5.8 %

Expectativa mundial

Que haya ganado Donald Trump las elecciones de Estados Unidos, supone que el mundo anda en suspenso ante lo impredecible que puede resultar el republicano. “La economía mundial está pendiente de lo que irá a suceder porque hay incertidumbre sobre su agenda política, personajes que ha colocado en puestos clave del Gobierno y los anunciados cambios en relación al comercio”, explicó el economista José González.

Comments

comments