A falta de consenso para una resolución condenatoria y oficial contra el gobierno de Venezuela en el marco de la VIII Cumbre de las Américas, 16 países, incluido Estados Unidos, firmaron un documento con el camino de ruta a seguir para restaurar la democracia en el país sudamericano.

El documento hace un llamado al gobierno de Venezuela para que realice elecciones libres, justas, transparentes y democráticas, sin presos políticos y con la participación de todos los actores políticos venezolanos. De no cumplir con esas condiciones, asegura el documento, los comicios del próximo 20 de mayo carecerán de legitimidad y credibilidad.

El pronunciamiento también establece que los países firmantes seguirán impulsando, especialmente desde el seno de la OEA, todas las acciones que contribuyan a la restauración de la democracia en Venezuela.

Del mismo modo, el acuerdo exhorta a las organismos internacionales a implementar programas de asistencia humanitaria y hace un llamado al gobierno de Nicolás Maduro para que permita el ingreso de esta ayuda para mitigar las carencias del pueblo venezolano, tal como lo dijo en su discurso el vicepresidente estadounidense, Mike Pence.

El documento también expresa su preocupación por el éxodo de venezolanos que se han visto en la obligación de abandonar su país como consecuencia de la crisis y exhorta a los países de la región a elaborar un programa de apoyo para fortalecer las capacidades de las naciones receptoras de inmigrantes para atender en sus necesidades.

Cabe destacar que en el marco de esta cumbre, Estados Unidos anunció ayuda financiera adicional para asistir a los venezolanos que han salido de su país en busca de mejores oportunidades.

 

Comments

comments