El grupo de venezolanos varados en Panamá, producto de la pandemia, ya entró en nivel de desesperación absoluta. Son más de 500 personas a la espera de un vuelo de repatriación a Venezuela, tras más de cinco meses de espera.

Elvis Gutiérrez, vocero de la organización Venezolanos Varados en Panamá, explicó que ya la situación, para la mayoría, es totalmente insostenible; mientras que las respuestas positivas brillan por su ausencia.

“Hay personas que ya están enfermas, personas que no están comiendo por varios días y otras en situación de calle. No tenemos trabajo, estamos desesperados y solo queremos regresar a nuestro país”, sostuvo.

Gutiérrez explicó, además, que muchos de ellos sí cuentan con pasaje de retorno. “Yo vine nada más por un mes y tenía mi pasaje de regreso a Venezuela. Lo único que estamos pidiendo es regresar a nuestro país”, dijo Zulgeli Mujica.

Iniciativas

El grupo de varados ha realizado, hasta el cierre de esta edición, un total de dos protestas pacíficas con el fin de llamar la atención de las autoridades y conseguir una pronta salida a esta problemática.

El viernes 28 de agosto se reunieron en el aeropuerto internacional Tocumen, donde contaron con el apoyo de cobertura periodística de El Venezolano de Panamá y medios nacionales panameños como ECOTV y Telemetro, además de la visita de Rafael Rodríguez, presidente de la Asociación de Residentes y Naturalizados (ARENA)

Oswaldo Velásquez, encargado de negocios del consulado del régimen de Nicolás Maduro en Panamá, también se acercó a dialogar con los varados venezolanos.

“Velásquez ha estado presente en varias conversaciones, pero no tenemos todavía una respuesta oficial de su parte”, dijo Gutiérrez.

El martes 1 de septiembre, una buena parte del grupo de venezolanos varados se trasladó hasta la sede del consulado del régimen para seguir ejerciendo presión y nuevamente fueron recibidos por Velásquez en una reunión a puerta cerrada.

“Solo estamos esperando la autorización del vuelo para que ellos puedan regresar a Venezuela”, le dijo Velásquez a los medios presentes antes de esa reunión con al menos 10 representantes de los venezolanos varados en Panamá.

“Según el cronograma de vuelos humanitarios, le debería tocar el turno a Panamá. Primero fue España, luego Argentina”, agregó Velásquez, quien detalló que el grupo de varados ascienden a 241 y en total la cifra es de 578 si se suman las personas que se quieren regresar a Venezuela.

Al finalizar la reunión con el consulado del régimen, Elvis Gutiérrez, vocero de los varados, dijo que la misma fue “más de lo mismo” y no obtuvieron una respuesta satisfactoria.

Esfuerzos

El gobierno panameño, a través de cancillería, ha estado en comunicación con autoridades del régimen venezolano para lograr la autorización de vuelos de repatriación de sus nacionales y residentes que se encuentran en Venezuela.

Lograron un primer permiso para el 29 de agosto, pero sin poder enviar pasajeros de Panamá a Venezuela.

Cuando cerró esta edición, esperaban por una autorización para un segundo vuelo el 9 de septiembre.

“Esa podría ser una esperanza para nosotros, que se autorice nuestro traslado. Ya no aguantamos más esta situación. El llamado es a las autoridades, porque incluso hay personas en el grupo que se han querido suicidar. El desespero es colectivo”, contó Elvis Gutiérrez.

Panamá, al igual que Venezuela, cerró sus aeropuertos para vuelos comerciales desde marzo producto de la pandemia.

En Tocumen, Copa Airlines está trabajando en un “Mini Hub Humanitario” con entrada y salida de panameños y residentes, mientras que en Maiquetía se mantiene solo la llegada de vuelos humanitarios, de salud y carga.

 

 

 

Comments

comments