Los venezolanos en el exterior de alguna manera buscan contribuir a la lucha por desenmascarar la dictadura en el país, y hacen pasar muy malos momentos a los chavistas y funcionarios del régimen de Maduro.

En Madrid el carro de un alto funcionario de la Embajada venezolana amaneció forrado con mensajes de protesta, así mismo en el Consulado de Venezuela en Montreal, Canadá, jóvenes se presentaron con carteles.

Así mismo en Barcelona, España, la ex presidenta de Venezolana de Televisión -VTV- y periodista adepta al chavismo Maripili Hernández fue confrontada a la salida de un restaurante por un par de residentes venezolanos que la increpaban a denunciar la verdad de lo que esta pasando en el pais.

Comments

comments