Palmeiras y Santos se enfrentarán este sábado en una nueva final de la Copa Libertadores entre equipos brasileños necesitados de alegrías y que buscarán la gloria en un escenario histórico: el estadio Maracaná de Río de Janeiro.

Sin la presencia de público en las gradas, el torneo de clubes más prestigioso del continente pone fin a una edición atípica marcada por la pandemia del nuevo coronavirus, que sigue causando estragos en Brasil y el resto de América.

Comments

comments