Por Jake Seiner/Associated Press

Los Yankees de Nueva York vivieron un buen domingo luego que el pitcher Masahiro Tanaka acudió al estadio y parecía estar bien, un día después de recibir un pelotazo en la cabeza en una línea de su compañero Giancarlo Stanton.

Alentados por la mejoría de Tanaka tras el susto que pasaron el sábado, los Yankees planean llevar a cabo una serie de partidos interescuadras las noches del lunes y martes en Yankee Stadium como parte de su preparación para el inicio de la temporada regular de 60 partidos, una campaña que se vio resumida a raíz de la pandemia del coronavirus.

Los dos duelos programados para las 7:00 de la tarde serán transmitidos por la televisora YES Network, lo que brindará a los aficionados al menos un par de vistazos de los campeones defensores de la División Este de la Liga Americana este verano. Se espera que el zurdo J.A. Happ sostenga un duelo en el montículo con el joven derecho Clarke Schmidt el lunes, y el nuevo as Gerrit Cole -quien firmó un acuerdo de 324 millones de dólares por nueve campañas como agente libre en el invierno pasado- será uno de los dos abridores del martes.

Las actividades del domingo, el segundo día de los entrenamientos, sin duda se vivieron con menor ansiedad que el sábado. El primer día ofreció un ambiente sombrío después que una línea de Stanton golpeó el lado derecho de la cabeza de Tanaka en el tercer turno al bate de la sesión.

La gorra de Tanaka salió volando y el serpentinero japonés se desplomó, agarrándose la cabeza. Los entrenadores corrieron de inmediato al montículo, donde Tanaka permaneció acostado durante unos pocos minutos antes de sentarse.

El japonés recibió atención del personal médico del equipo, quienes parecieron evaluar la vista del lanzador y lo ayudaron a levantarse y salir caminando del terreno.

El zurdo James Paxton reveló el domingo que el batazo de Stanton registró una velocidad de 112 mph.

Por la noche, Tanaka fue dado de alta del hospital después de que una tomografía no revelara daños. Aunque no perdió la conciencia por el impacto, el japonés ha sido colocado bajo el protocolo de conmociones cerebrales.

El manager Aaron Boone se mostró cautelosamente optimista al decir que Tanaka podría estar listo para el arranque de la temporada, programado para el 23 o 24 de julio.

“Creo que todo apunta a que realmente esquivó una bala esta ocasión”, declaró Boone.

Tanaka, de 31 años, tuvo un récord de 11-9 la campaña pasada, con promedio de carreras limpias de 4.43. El derecho tiene una marca de 75.43 en seis años con los Yankees.

Comments

comments