INFOBAE

Después de lograr la ansiada consagración con la Selección Argentina en la Copa América, llegó el momento de que Lionel Messi defina su futuro, mientras disfruta de las vacaciones con su familia. En el FC Barcelona aguardan por su decisión final pero cada vez hay más optimismo de que firmará una renovación de su contrato.

El acuerdo parece inminente, aunque restan varios detalles para oficializarlo. Pero sobre todo, aún falta que el mejor futbolista del mundo retorne de su descanso que durará una semana. Hasta entonces, no habría rúbrica según supo Infobae.

Es que las negociaciones entre Messi y el Barça están encaminadas, aunque todavía no hay nada firmado. El jugador y el club tienen un principio de acuerdo verbal pero restan pulir algunos detalles para alcanzar una resolución definitiva. Por lo pronto, la Pulga se tomará unos días en Miami con su familia antes de definir su futuro.

Pese a esto, los medios catalanes son un poco más optimistas. Revelaron en las últimas horas los detalles del supuesto nuevo vínculo que firmaría el astro argentino. Coinciden principalmente en que el acuerdo está muy avanzado y sería extraño que no se concrete. Según aclararon, el FC Barcelona solamente necesita que La Liga les dé luz verde y el OK de Messi para hacerlo oficial.

Tanto Sport como Mundo Deportivo han informado que será un contrato de cinco años, en el que Messi aceptará una rebaja del 50% de su actual ficha. Es la fórmula que ha encontrado la entidad culé para retener a su máximo ídolo: misma cantidad de dinero pero en 60 cuotas mensuales en vez de 24Sin embargo, esto -ni ninguna cifra- aún no fue acordado definitivamente, de acuerdo a personas al tanto de las negociaciones.

Es una de las estrategias para adecuarse también a los límites de La Liga, como también el posible intercambio Griezmann-Saúl. Es sabido que el Barcelona atraviesa una situación financiera muy delicada. La altísima ficha que tiene Griezmann se suma a las de otros jugadores de los que planea desprenderse como Samuel Umtiti y Miralem Pjanic, a los que el Barça les dio la carta de libertad.

Ya se han marchado jugadores como Junior Firpo, Todibo, Akieme, Carles Aleñá y Konrad de la Fuente, aunque la directiva pretende liberarse de salarios más altos como los de Umtiti, Pjanic, Coutinho, Griezmann y Dembélé.

Desde Mundo Deportivo informan que “en el Camp Nou son conscientes de que Leo no acabará seguramente su contrato jugando de azulgrana hasta 2026″, pero de todos modos “cobraría las cantidades pactadas ejerciendo como embajador culé en Estados Unidos, donde tiene previsto finalizar su carrera como futbolista”.

Este dato no sería descabellado si se toma en cuenta que Leo reconoció durante una entrevista con Jordi Évole a fines del 2020 que su objetivo es pasar por la MLS: “Siempre tuve la ilusión de vivir en Estados Unidos, vivir esta experiencia”.

Comments

comments