Loana Hernández apuesta por su emprendimiento Anasü, para generar medios de vida luego de la pandemia.

Nota de prensa / Activados Panamá

Nuestros emprendedores están felices y listos para lo que viene, la recta final. Migrando al Emprendimiento (MAE), un programa de aprendizaje integral y de acompañamiento, cuyo objetivo es generar un ecosistema de emprendimiento entre la población migrante venezolana en Panamá, les ha brindado las herramientas necesarias que todo emprendedor necesita.

“A mí el programa me encontró. Yo no soy nueva emprendiendo y no estaba buscando nada en particular, sin embargo el contenido de MAE me captó de una vez”, recordó emocionada Loana Hernández de Anasü Play, juegos accesibles.

A Luis Bula, de Pastrymatch Panamá, también lo motivó a inscribirse el contenido del programa, aunque al principio dudó.

Luis Bula ha sacado provecho al programa MAE para consolidar su emprendimiento Pastry Match Panamá.

“No estaba muy convencido de entrar, en realidad, pero cuando vi lo bien que se está llevando este programa, mi cambio de perspectiva fue de un día para otro. Incluso, en medio de la pandemia había perdido como el interés en mi idea, pero una vez que vi otras oportunidades dentro de MAE, decidí que aún queda mucho por hacer”, recordó Bula.

Migrando al Emprendimiento, una iniciativa de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la fundación Activados Panamá, que además cuenta el apoyo de la Cámara de Empresarios Panameña Venezolana (CEPAVEN), en su segunda edición se encuentra en su etapa cumbre junto a los 100 emprendedores que lograron ingresar  en esta actividad.

El programa ha contemplado, desde su inicio el 8 de marzo 2021, talleres de marketing digital, talleres de finanzas, apoyo emocional, sesiones de networking y módulos de preparación para llegar a la etapa final de mentoría y optar por el capital semilla para 30 emprendimientos de los participantes.

“El programa es edificante, esa es la palabra”, celebró Jonahtan Navas de Labo, lavandería residencial. El formato, la interacción con los tutores, la dinámica virtual; todo está a la altura y hemos sacado el máximo provecho”, agregó.

Una familia

La pandemia ha obligado a que esta segunda edición de MAE se realice de forma virtual, no obstante, eso no ha sido impedimento para que los emprendedores se hayan fortalecido como grupo.

Al final, los une el mismo sentimiento de prosperar, del amor por su idea y, sobre todo, la condición de migrante en un país que ha servido como trampolín para sus emprendimientos que defienden a capa y espada.

Los mismos participantes han sugerido, en medio de los talleres, apoyarse entre ellos mismos con compras, seguimiento en redes sociales y recomendaciones boca a boca.

“Si hay algo que rescato es la compenetración y la interacción del grupo. Es algo excelente porque cada semana hemos podido conocer personas que están en nuestro mismo canal y que nos suman ideas para nuestros emprendimientos”, dijo Luis Venegas de los untables saludables Valle Arriba PTY.

Paola Pulgar y Luis Venegas migrantes venezolanos en Panamá, emprendimiento Valle Arriba.

 

Todos los emprendedores participantes, sin excepción, coinciden en que Migrando al Emprendimiento, mucho más allá de apoyar al emprendedor venezolano con herramientas únicas y acompañamiento a la largo del proceso, ha permitido el crecimiento y el fortalecimiento de la comunidad venezolana en Panamá.

“Como comunidad nos hemos hecho más fuertes. Ese compartir y apoyo semanal viene dejando y dejará muy buenas bases entre nuestra gente y eso no tiene precio”, dijo Loana Hernández.

Jonahtan Navas reiteró el sentimiento de Hernández.  “Este programa nos ha unido más como comunidad. Esa interacción semanal y continua nos acerca cada vez más. Desarrollar ideas entre nosotros es algo grandioso”.

 

 

Comments

comments