EL NACIONAL

La Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Argentina determinó que Milagros, la joven venezolana de 18 años de edad abusada sexualmente, está en una situación de altísimo riesgo psicofísico emocional, por lo que pidió tomar medidas urgentes de protección.

Señaló que en este caso existe una clara violencia simbólica y sexual porque Irineo Humberto Garzón Martínez, el agresor, se creyó dueño de la voluntad de la víctima, a quien tomó como un objeto, abusando de su dignidad y humillándola con su accionar.

Se trataría de conductas no correspondientes ni deseadas, de carácter sexual, que resultan ofensivas para la compareciente y son causa de que se sienta amenazada, humillada y avergonzada”, indicó la oficina.

El accionar de Garzón lo ubica entre las personas con características manipuladoras que pregonan un pensamiento estereotipado; y que habría ejercido conductas similares con otras mujeres, evidenciando un patrón de comportamiento a repetición.

También expuso los rasgos de impunidad, perversidad y modalidad de acecho tendiente a lograr un objetivo.

La información la publicó en Twitter el periodista Gabriel Bastidas.

La Oficina de Violencia Doméstica expuso que Milagros presentaría somatología asociada a un cuadro de estrés postraumático, trastornos del sueño, presencia de pesadillas, ansiedad, conductas de aislamiento social, introspección, temor al afuera, prevalencia de sentimientos de culpa.

Precisó que a la venezolana se le vulneraron sus derechos de intimidad, integridad sexual, libertad y dignidad de la persona.

Comments

comments