INFOBAE

Jennifer Lopez se sentía relajada y recargada este domingo, y decidió compartirlo con sus millones de seguidores en Instagram con una foto que fue furor en la red social.

La diva del Bronx, de 50 años, se tomó una selfie frente al espejo mientras posaba vistiendo un pequeño bikini blanco con el pelo recogido y al natural. En la fotografía, la exitosa cantante mostró con orgullo los resultados de su arduo trabajo en el gimnasio.

Después de prepararse para el Super Bowl 2020 no debería ser sorpresa para nadie que J-Lo se encuentre más en forma que nunca. Así lo demostró en su última publicación de Instagram, donde mostró los resultados de su intensa rutina de alimentación y ejercicio.

“Relajada y recargada”: subtituló la imagen de su publicación, que en pocas horas obtuvo más de 4 millones de likes y miles de comentarios de sus admiradores.

J-Lo está pasando un gran momento personal como profesional.

Comments

comments