El presidente de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede) es directo en sus respuestas. Atendió a EV Panamá en la sede principal de la organización para hablar sobre varios puntos, entre ellos la llegada de talento extranjero al Istmo, qué factores han afectado a la economía y el impacto en el país de los más recientes escándalos financieros.

Datos oficiales del Ministerio de Comercio e Industria develaron que en 2017 disminuyó en un 44 % el aviso de operaciones de empresas en Panamá. Cotes analizó el escenario desde dos puntos de vista.

“El primero es que existe un tema de informalidad y el otro es que efectivamente hay una disminución de creación de empresas, dado que la economía está creciendo menos que el año anterior”, explicó.

Diversos factores

Sobre si la contracción de compañías en el último calendario ha tenido que ver con la baja en la llegada de nacionales de Venezuela al país (según cifras oficiales de Migración Panamá, el Istmo dejó de recibir más de 70 mil venezolanos en 2017 en comparación con 2016), Cotes sostuvo lo siguiente.

“Efectivamente la política migratoria del último año ha afectado de alguna manera la economía. No tenemos todavía la manera de cuantificarla, pero es obvio que siempre que llegue personal capacitado hará su aporte. Al haber restricciones puede que el crecimiento no haya sido el máximo posible”.

El directivo apoya la llegada de talento extranjero al país siempre y cuando lo haga bajo un plan de migración que identifique qué es lo que se quiere atraer para el desarrollo de Panamá.

“Panamá siempre ha sido abierto y lo que tenemos que ver, bajo nuestras leyes actuales, es cómo hacemos para que estos talentos que están fuera del país puedan venir y que haya una transferencia de conocimiento, algo que sin duda va a mejorar la productividad del país. Mientras no tengamos un plan de migración, van a pagar justos por pecadores porque al final tiene que haber una forma de poder incentivar que las personas más capacitadas son las que vengan a Panamá”, explicó.

Opciones a futuro

Cotes agregó que en el país se tiene que dar un debate en función de definir cuáles son las limitantes y qué se necesita para seguir avanzando como nación y como sociedad.

Actualmente en Panamá existen más de 50 carreras restringidas para panameños y extranjeros naturalizados, entre ellas su profesión, ingeniería.

“Debemos buscar esquemas en los que especialistas puedan llegar a Panamá y aportar conocimientos a los panameños y con esto me refiero a todas la áreas. Tenemos que caminar hacia la vía de aprovechar al máximo los talentos de donde sea que vengan”, sentenció.

Para Cotes, actualmente en el Istmo no hay el personal para cubrir todos los espacios en el área de contabilidad y finanzas, eso por el lado profesional, mientras que en el técnico puso el ejemplo de los soldadores.

“Hay muchos panameños que hacen el trabajo, pero tenemos que entender también que tengan la competencia para determinadas tareas”.

En cuanto al impacto de los escándalos financieros que han mantenido a Panamá en el ojo internacional, destacó que si bien no ha afectado directamente a la economía porque se mantiene a ritmo positivo, sí ha afectado a ciertos negocios y a la imagen del país.

 

Comments

comments