El alto rendimiento en los deportistas no se puede improvisar y por el contrario, asegura Francis Terán, debe ser planificado y con la acción de muchos factores.

Nora Sánchez
editor@elvenezolanocolombia.com

“¡Excelentes!, increíbles resultados a pesar de tantas dificultades”. Así se refirió la ex viceministra del Deporte de Venezuela, Francis Terán, al desempeño de la selección de deportistas que representaron al país en Tokio 2020.

Terán, enumerando las vicisitudes por las que pasa el deporte en el país, espera que “estas medallas, estos héroes, logren despertar la conciencia para que nuestros deportistas obtengan el apoyo, respeto y condiciones óptimas para su preparación”.

No duda de que los atletas que dejaron en alto el nombre de Venezuela puedan brillar nuevamente “y con luz más fuerte en París 2024. Pero se debió comenzar ayer”, advirtió la profesora de Educación Física y especialista en Ciencias del Deporte.

Para Tokio 2020, Terán dijo que hubo una buena estrategia al realizar un estudio de los atletas que tenían probabilidades reales de medallas. “En ellos se “invirtió” y se les dio los recursos (a veces no lo suficiente) para su preparación. Incluyendo los viajes al exterior que les permitió un excelente fogueo. De ahí los resultados”.

Campeones de supervivencia

Los deportistas que llegan a los primeros lugares en el mundo dedican todo su tiempo a su formación deportiva, se enfocan en mejorar su rendimiento, centran toda su atención solo en eso, pero en Venezuela jamás esto ha sido posible.

Esa es la opinión de Terán, quien calificó a los deportistas como “verdaderos campeones de supervivencia que deben no solo enfrentarse al gran esfuerzo de mejorar su performance, sino también, como todos los habitantes, suplir sus necesidades básicas: alimentación, vivienda, comida, transporte”.

La falta de apoyo en cuanto a recursos e infraestructura para que los atletas se formen y la migración de los mismos para cumplir sus objetivos, es una problemática que ha existido siempre en Venezuela.

Sobre el particular, Francis Terán colocó de ejemplo a su familia, numerosa y de excelentes deportistas, “todos emigraron antes de 1996 buscando mejores condiciones para su práctica deportiva. Yo personalmente fui Selección Nacional de Atletismo en la modalidad de Carreras de Fondo. En 1987 fui Preseleccionada para los Juegos Panamericanos que se realizarían en Indianápolis, previo a unas pruebas clasificatorias, realicé la marca exigida, pero no había presupuesto para costear mis gastos”.

Así narró una de las tantas situaciones por las que pasan los atletas venezolanos que influye en el alto rendimiento, del que acotó, se construye y se logra a través de un trabajo de años y de muchos factores. “El Alto Rendimiento no se puede improvisar, ni es solo cuestión de suerte”, dijo para referirse a que los atletas de Tokio 2020 “son increíbles, verdaderos súper héroes”.

Fogueo fuera de la patria

Francis Terán valora en alto grado la formación de los deportistas fuera de Venezuela, por eso recuerda que la mayoría de las figuras deportivas venezolanas que han tenido medallas olímpicas o logrado clasificar para importantes eventos mundiales, han tenido parte de su formación en el exterior.

Consideró indispensable la participación de diversas Competencias Internacionales para poder lograr los resultados obtenidos, así pues dijo que el roce con los mejores deportistas del mundo, le hacen saber al deportista criollo lo duro que debe de trabajar para poder estar en esa élite.

Sin embargo y volviendo a las condiciones en las que se encuentra el deporte en Venezuela, la ex viceministra recuerda que es el Estado el que debe garantizar las mejores condiciones para el origen y desarrollo del Campeón y velar por la cobertura de sus necesidades básicas, en una palabra Blindarlo.

 

Comments

comments