A través de la Fundación Activados Panamá, que busca la integración exitosa de los migrantes a Panamá, se realizó una jornada en la Escuela Pedro Pablo de La Chorrera el domingo 19 de mayo.

La actividad contó con la participación de más de 90 familias venezolanas en condición de vulnerabilidad, es decir que tienen ingresos de menos de salario mínimo al mes, las cuales fueron contactadas por diversas organizaciones de asistencia social.

En días pasados se habían realizado colectas en el Parques Francisco Arias Paredes de la ciudad de Panamá, donde se pudieron armar kit de alimentos e higiene. Así mismo varias familias venezolanas y panameñas entregaron ropa en muy buen estado, que también sirvieron en parte para asistir a dichas familias.

El grupo de voluntarios que participo en la jornada de entrega, manifestó que fue una experiencia inolvidable sentir el agradecimiento que las familias les daban ya que por encima de lo material, se sintieron acompañadas y que no están solas en este duro proceso de migrantes que viven.

Un camión facilitado por la empresa  Acerotanques (ATCA)  se encargó de la logística de traslado de la ayuda humanitaria, mientras que la nueva sede del restaurante Que Riko en Costa Verde, donó alimentos para la actividad.

 

Comments

comments