La exfiscal venezolana Luisa Ortega Díaz, pidió que se solicite una alerta roja de Interpol para detener al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, por delitos de corrupción y legitimación de capitales en relación con pagos a la empresa brasileña Odebrecht.

Ortega Díaz hizo la declaración ante el autodeclarado Tribunal Supremo de Justicia venezolano en el exilio (TSJ-e), reunido en Colombia en una audiencia de antejuicio de mérito contra el presidente venezolano.

Pidió también que se congelen todos los bienes y cuentas de Nicolás Maduro, se averigue cómo la corrupción se extendió dentro del gobierno venezolano y que se proceda con el juicio contra el mandatario acusado.

La exfuncionaria explicó que el Ministerio Público de Venezuela inició dos investigaciones sobre los pagos ilícitos a Odebrecht en 2015 y en 2017. La primera tuvo que ver con el pago por el segundo puente sobre el Lago Maracaibo, por el que dijo se pagaron “exorbitantes sumas de dinero” por una obra que nunca se realizó.

La segunda investigación, estuvo relacionada con 98 millones de dólares que se pagaron en sobornos a funcionarios venezolanos.

Dentro de todos los delitos que detalló, Luisa Ortega Díaz, mencionó a las personas presuntamente involucradas en los delitos junto con Nicolás Maduro, en su mayoría altos funcionarios y allegados al gobierno venezolano.

El tribunal investigará casos de violación a los Derechos Humanos y crímenes de lesa humanidad en Venezuela.

Ortega Díaz, que fue destituida luego de que huyera al exilio en Colombia, inició una investigación en 2011 a funcionarios del gobierno por presuntos casos de corrupción relacionados con Odebrecht.

Comments

comments