POR: Tim Herrera (INFOBAE)

El clima por fin está mejorando y estás listo para participar en una querida tradición veraniega: pasar el día afuera tomando el sol al lado de la piscina o chapoteando en un parque acuático.

Pero ¿acaso la pandemia arruinará tus sueños refrescantes de verano?

Si tienes cuidado y comprendes los riesgos, no tiene que ser así.

En primer lugar, el consenso cada vez mayor entre los expertos es que la probabilidad de contraer el coronavirus es mucho menor en exteriores que en interiores. Sin embargo, no es nula.

En segundo lugar, para aquellos que quieren disfrutar de las piscinas y los parques acuáticos durante este tiempo extraordinario, los lineamientos son los mismos que se aplican para cualquier otra actividad al aire libre: practicar el distanciamiento social, lavarse las manos con frecuencia, desinfectar las superficies y usar un cubrebocas siempre que sea posible para disminuir el riesgo.

No obstante, las albercas y los parques acuáticos plantean retos únicos para seguir esos lineamientos. Usar tapabocas es prácticamente imposible si quieres nadar, y mantener una sana distancia puede ser difícil en lugares muy concurridos. (La semana pasada, The New York Times informó que uno de los invitados en una fiesta con piscina que se celebró el fin de semana del Día de los Caídos en el lago de los Ozarks, en Misuri, dio positivo por coronavirus).

Los expertos afirman que el peligro no está en el agua.

AQUÍ LA NOTA COMPLETA DE INFOBAE

 

Comments

comments