Entendiendo la situación que atravesamos como país en la actualidad, ENSA ha decidido, en común acuerdo con el Gobierno Nacional, extender al mes de julio de 2020 los beneficios que están contemplados en la Ley 152 que establece la moratoria en el pago de los servicios públicos y que inicialmente contemplaba el periodo de marzo a junio de 2020.

Para esto, la empresa reitera la invitación a aquellos clientes que han sido afectados por la pandemia de COVID-19, a que aprovechen la extensión de la moratoria y llenen lo antes posible el formulario disponible en la página web www.ensa.com.pa, para que puedan acogerse a los beneficios de la Ley 152 de moratoria.

Adicionalmente, ENSA informa que los cortes de servicio eléctrico se mantendrán suspendidos durante el mes de julio para dar más tiempo a sus clientes de realizar acuerdos de pago de hasta 36 meses a través de dicho formulario y que se verán reflejados a partir de la factura del mes de agosto.

Por otra parte, hasta el 31 de julio se seguirá entregando a los clientes de energía prepago, que así lo soliciten, un pin según su consumo promedio mensual que les permitirá seguir contando con el servicio de energía eléctrica de manera ininterrumpida.

Estas acciones implementadas por ENSA se suman a otras que, desde la declaratoria de Emergencia Nacional, la empresa ha llevado a cabo para que el servicio no se vea afectado, cumpliendo con las disposiciones de las autoridades y apoyando todas las iniciativas que ha impulsado el Gobierno Nacional para generar alivio a los panameños. Además, desde marzo, inicio del período de lluvias y a pesar de las restricciones de la cuarentena, la empresa ha reforzado las medidas para garantizar tanto la prestación del servicio, como la seguridad de sus colaboradores, familias y la comunidad en general.

Comments

comments