Por Carolina Valladares

Un mensaje al pueblo de Venezuela. Este es el objetivo de la resolución bipartidista que adelanta el Congreso de Estados Unidos, según el impulsor del texto, el representante por el Partido Demócrata Albio Sires.

En entrevista con la Voz de América, Sires, quien también ejerce como presidente de la Subcomisión del Hemisferio Occidental de la Cámara Baja, explicó que el objetivo del texto es reiterar el compromiso del Congreso con las aspiraciones democráticas de los venezolanos.

“Básicamente, lo que va a decir, es que nosotros estamos de acuerdo en que el siguiente paso en Venezuela tiene que ser un paso hacia la democracia y elecciones libres. Esto va dirigido al pueblo de Venezuela. Que sepa que fuera de Venezuela hay mucho apoyo para un cambio pacífico, donde haya elecciones y que el pueblo elija al próximo gobierno de Venezuela”, adelantó Sires al programa Venezuela 360 de la VOA.

El borrador de la iniciativa, que aún se está formulando, busca el apoyo de la minoría republicana en el Congreso, liderada por el representante Mark Green. “Yo lo que quiero es que sea bipartidista”, dijo el congresista demócrata.

Preguntado por si la resolución pudiera dar pie más adelante a una propuesta legislativa, Sires respondió que, en tal caso, tendría que ser “una propuesta legislativa que tenga una ayuda a Venezuela”.

El recién configurado 117 Congreso de los Estados Unidos, buscaría así dar continuidad al consenso político hacia Venezuela que ha imperado entre los dos grandes partidos en la Cámara de Representantes durante la anterior legislatura.

Pero también tomar la iniciativa en materia de política exterior hacia Venezuela, a la espera de que la nueva Administración del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, centrada en combatir la pandemia por COVID-19 a nivel doméstico, muestre sus planes.

No obstante, lo que sí adelantó ya el nuevo gobierno, de la mano del portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, es que Estados Unidos continuará reconociendo a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, manteniendo la posición adoptada por la Administración del expresidente Donald Trump.

Algo que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, parece no estar considerando. “Estamos dispuestos a andar un nuevo camino de relaciones con el gobierno de Joe Biden sobre la base del respeto mutuo”, fue el mensaje de Maduro al nuevo mandatario estadounidense.

Sin embargo, el anuncio satisface, por ahora, las expectativas del Partido Republicano y del representante Mark Green, la máxima autoridad en las filas conservadoras en la Subcomisión del Hemisferio Occidental. Durante una audiencia sobre Venezuela el pasado 3 de marzo, aseguró estar “complacido” tras conocer los planes de la administración Biden respecto a Guaidó, y añadió: “estos hombres y mujeres merecen nuestro apoyo mientras buscan la libertad de los venezolanos”.

El representante republicano, Mark Green, también sentó las bases de lo que la bancada conservadora espera sea el papel que asuma la administración Biden respecto a Venezuela y sus socios en la región, asegurando que: “mientras hay un espacio para el multilateralismo para arreglar esta crisis, Estados Unidos debe seguir liderando estos esfuerzos”.

Por su parte, en entrevista con Venezuela 360, el representante Albio Sires dijo apostar también por las sanciones, pero sin descartar el diálogo.

Sin embargo, a diferencia del líder de la minoría republicana en el Subcomité que lidera, Sires dejó clara su preferencia por el multilateralismo: “cuantos más países se unan en intentar que Venezuela tenga un cambio hacia la democracia es mejor que un solo país”.

Comments

comments