El 31 de mayo marcó la vida de la comunidad Costamare y a pesar del dolor sufrido, todas las familias afectadas le dan la cara a la vida y recuperan la normalidad gracias a la solidaridad que acompañó el proceso y al trabajo articulado de varias organizaciones y entidades que junto a la Administradora del PH lograron canalizar la necesidad de cada propietario afectado.

Las investigaciones comenzaron el mismo día del accidente y en menos de 24 horas las autoridades habían autorizado la habitabilidad de todas las torres del PH excepto la N° 7. Las autoridades, la comunidad y la Administradora cooperaron en las inspecciones, pruebas y entrevistas porque tenían un objetivo común: que no se repitiera un hecho como este.

Ocurrido el accidente, se procedió inmediatamente a la limpieza de los escombros que quedaron esparcidos tras la explosión por el área de la piscina, áreas verdes y comunes. La comunidad se activó para apoyar a los afectados de la Torre 7 a través de la donación de ropa y comida para cubrir sus necesidades básicas, mientras que la administración y la promotora apoyaron en la búsqueda de alternativas para su reubicación en otros apartamentos dentro del mismo PH.

A pesar de las huellas emocionales que dejó el accidente, reponerse a lo sufrido y encarar la nueva realidad para volver a la normalidad es la premisa que une a todas las familias que conforman el PH Costamare. El Venezolano conversó con Andris Golindano, propietaria afectada de la Torre 7 que se encontraba en su apartamento al momento de la explosión y que actualmente está reubicada dentro del mismo PH, comentó que luego de estos tres meses son muchos los aprendizajes de lo sucedido “hay que mantenerse alerta siempre, conocer a los vecinos, tener precaución dentro de la casa con el gas. Tenemos que apreciar la vida porque volvimos a nacer y agradecer a Dios que no nos pasó nada. Ese momento lo recuerdo y me da mucha nostalgia”, comentó.

La restitución de los vidrios, el retiro de escombros, las pruebas de hermeticidad y todas las reparaciones menores requeridas fueron atendidas en pocas semanas. Después de tres meses del accidente, Golindano confirmó que actualmente el PH Costamare cuenta con todos los servicios, incluyendo servicio de gas en todas las torres, excepto en la N° 7.

Finalizadas las investigaciones, solo queda que concluyan las gestiones de las aseguradoras para iniciar la reconstrucción de los apartamentos de la Torre 7. “Seguimos en Costamare, es el lugar donde queremos vivir y realmente sueño con volver a mi casa”, añadió Golindano.

 

Lo que se conoce de la investigación en la Torre 7 del PH Costamare

Tras un proceso de búsqueda, El Venezolano tuvo acceso al informe con los resultados de la investigación del Benemérito Cuerpo de Bomberos de la República de Panamá, que además fue compartido con los vecinos del PH Costamare. El mismo concluye, después de ser analizadas las pruebas de hermeticidad, que la Torre 7 está completamente hermética, esto significa que el sistema de gas del edificio estaba en normal funcionamiento para el momento del accidente. Adicionalmente se confirmó que el PH cuenta con toda la permisología correspondiente,  lo cual brindo gran tranquilidad a toda la comunidad.

 

El informe señala que el origen de la fuga estuvo en el apartamento No. 07-22, producto de un escape de gas natural licuado debido a la manipulación de la válvula de gas que corresponde con la salida de la conexión para una secadora. Por otro lado, las pruebas comprobaron que el resto de las torres y apartamentos del PH están herméticos.

 

Familia Muñoz Lima ¡Firme y con Fe!

Entre tanto en los Estados Unidos, específicamente en la ciudad de Galveston, Texas, continua la familia Muñoz Lima recuperándose. Gracias a la rápida acción de la organización Abou Saad Shriners y de todos los que colaboraron, la recuperación de la joven Karina y de su hijo mayor ha sido un verdadero milagro, además motivo de alegría y agradecimiento diario.

Vía email establecimos contacto con Miguel Muñoz para conocer los avances de la recuperación, muy amablemente manifestó el agradecimiento de todo corazón al apoyo brindado a su familia: “la vida no me alcanzará para agradecer a tantas bellas personas que Dios ha puesto de alguna manera u otra en nuestro camino”, comentó.

A través de la cuenta oficinal en Instagram @ayudafamiliamuñozlimaofficial, se pudo conocer que tanto Karina como Minacho fueron dados de alta y actualmente se encuentran en un proceso de recuperación y rehabilitación. En sus post se puede leer que la familia se encuentra “firme y con fe, aun cuando muchos días son oscuros”, resaltando que siguen avanzando juntos en este proceso.

¿Qué ha pasado en estos 3 meses?

-31 de mayo: día del accidente que deja a una joven y sus dos hijos en grave estado de salud.

-2 de junio: fallece en el Hospital del Niño de Panamá el hijo menor de la familia Muñoz Lima.

-4 de junio: El niño Miguel Ignacio es trasladado al Hospital de Shriners en Galveston, Texas.

-7 de junio: fue trasladada Karina al Jennie Sealy Hospital en Galveston, Texas.

-29 de julio: primeras fotos y videos de las manitos de Miguel Ignacio en el hospital.

-9 de agosto: sale de Terapia Intensiva y presentan las primeras imágenes de Karina de pie, sana, fuerte con sus familiares.

-10 de agosto: el reencuentro de Karina y su hijo Miguel Ignacio, también con su padre Miguel y el resto de los familiares.

-16 de agosto: es dado de alta Manuel Ignacio y comienza una etapa de recuperación en su casa, con visitas diarias al hospital.

-17 de agosto: Karina es dada de alta, también con visitas diarias al hospital.

-22 de agosto: Miguel Ignacio vuelve a Terapia Intensiva y es operado por fuerte infección en sus orejitas.

-27 de agosto: Miguel Ignacio sale de nuevo del hospital, y se reúne con su familia.

Foto: tomada de la cuenta @ayudafamiliamunozlimaofficial

Comments

comments