DCIM100MEDIADJI_0050.JPG

El Biomuseo continúa creciendo, sumando nuevos hitos a su historia. El pasado lunes, 14 de mayo se iniciaron los trabajos de construcción de las exhibiciones de las últimas tres galerías del recorrido: Océanos divididos, La red viviente y Panamá es el museo. Con estas galerías el museo busca mostrar a Panamá como una fuente inagotable de lugares por descubrir y la importancia de protegerlos, además de demostrar al visitante la delicada red que es la naturaleza y el riesgo en la que se encuentra.

El Biomuseo inició los trabajos de expansión en diciembre de 2017 con la construcción de un nuevo mirador alrededor del enorme higuerón en el Parque de la Biodiversidad. A esta galería viviente del Biomuseo también se le crearon nuevos jardines, veredas, miradores, y se instaló nueva señalización e iluminación. De igual manera, se está remodelando el edificio administrativo, al cual se le ha cambiado el techo e instalado un sistema de paneles solares, donado por Fundación Trenco, con el que se suplen las necesidades energéticas de dicho edificio. Se habilitará la mitad del edificio administrativo para utilizarlo como sala de eventos, que contará con nuevos baños y cocina, y con una hermosa terraza techada de paneles solares, estos donados por La Casa de las Baterías. También se está construyendo un edificio de cuarentena que incluirá tanques, laboratorio y una cocina para preparar la comida de los peces que habitarán en los acuarios.

La institución está trabajando de la mano de distintas organizaciones y contratistas, nacionales y extranjeros, para construir las nuevas exhibiciones. “Durante el proceso de instalación de Océanos divididos, La red viviente y Panamá es el museo el resto de las galerías del Biomuseo se mantendrán abiertas. Además, hemos enriquecido el programa de actividades en el Parque de la Biodiversidad, y estaremos inaugurando nuevas exhibiciones temporales, las cuales son gratuitas,” comentó Roberto Maduro, Coordinador de Desarrollo Institucional del Biomuseo.

De hecho el Parque de la Biodiversidad, que será inaugurando próximamente, busca expandir la exhibición del Biomuseo con ejemplos vivientes. En sus veredas alberga un conjunto de plantas nativas y exóticas, mostrando a Panamá como una gran mezcla de vida vegetal. En 2.5 hectáreas se puede observar cómo va creciendo un bosque, donde vive una gran comunidad de cubresuelos, arbustos y árboles que le ofrecen refugio y alimento a insectos, aves, mamíferos y reptiles.

La historia contada en las nuevas galerías, las cuales se inaugurarán durante el primer trimestre de 2019, será una continuación y culminación de la actual. En Océanos divididos los visitantes conocerán que la biodiversidad acuática del mar Caribe y del océano Pacífico evolucionó de manera diferente al quedar separados por el surgimiento del istmo. En La red viviente una escultura de 14 metros de alto mostrará las complejas relaciones entre los seres vivos del bosque húmedo tropical. Panamá es el museo mostrará las relaciones entre la diversidad biológica y cultural de Panamá, vinculando al museo con el resto del país e invitando al local y al visitante a conocer Panamá.

Con información del Biomuseo.

Comments

comments