Foto: Reuters / Vía Vistazo

En Venezuela los ingresos siguen siendo dramáticamente bajos e insuficientes para garantizar un nivel de vida adecuado dijo Michelle Bachelet.

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, afirmó el lunes ante el Consejo del organismo que continúa preocupada por la restricciones, intimidación y criminalización de defensores de los derechos elementales y de los líderes sindicales en Venezuela.

Durante la presentación oral sobre situación de los derechos humanos y la asistencia técnica en Venezuela, la Alta Comisionada explicó que el informe se basa en entrevistas con las víctimas así como de reuniones con funcionarios del gobierno y organizaciones de la sociedad civil.

Ante el 48 periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Bachelet expuso además que en la nación sudamericana los ingresos siguen siendo dramáticamente bajos e insuficientes para garantizar un nivel de vida adecuado.

“Aliento a que se fortalezca el acceso a los servicios básicos, particularmente para los grupos más vulnerables y con especial atención a la igualdad de acceso y a la no discriminación”, indicó.

A su vez dijo que “confía” en el diálogo que está en curso entre las partes venezolanas con sede en México pueda conducir a “soluciones significativas” y se traduzca en “mayores avances para la protección de los derechos humanos”.

Comments

comments