Vista desde un barco situado frente a la costa noroeste de Trinidad y Tobago, en el golfo de Paria, que comparte con Venezuela. © ACNUR/Joshua Surtees

PANAMÁ – ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) se encuentran profundamente consternados por la muerte o desaparición en alta mar de hasta 25 personas refugiadas y migrantes de Venezuela, incluyendo niños y niñas, después de que su embarcación volcara camino a Trinidad y Tobago. Según informes, entre 14 y 21 cuerpos fueron encontrados durante el fin de semana flotando en aguas cercanas al pueblo costeño de Güiria en Venezuela. Esfuerzos de búsqueda y rescate continúan ya que podría haber otras personas desparecidas en el mar.

“Este trágico incidente es un recuerdo de los riesgos extremos que las personas refugiadas y migrantes de Venezuela toman al hacer viajes por mar u otros movimientos irregulares para cruzar fronteras”, dijo Eduardo Stein, Representante Especial Conjunto de ACNUR y OIM para Refugiados y Migrantes de Venezuela. “Nuestros pensamientos están con las familias de aquellos que perdieron sus vidas. Necesitamos aunar esfuerzos para evitar que esto suceda de nuevo”.

Las organizaciones humanitarias están en contacto con las autoridades venezolanas y se mantienen preparadas para ofrecer el apoyo necesario.

El número de personas venezolanas saliendo de su país ha incrementado en las últimas semanas con la relajación de las medidas de confinamiento en la región. Con las fronteras por tierra y mar cerradas, estos movimientos se dan principalmente a través de rutas informales, exponiendo a personas refugiadas y migrantes a peligros extremos. Estos cruces fronterizos irregulares han aumentado significativamente los riesgos de salud y protección.

“Se necesitan esfuerzos urgentes para evitar que traficantes y redes de trata envíen personas en estos viajes tan peligrosos y para proteger a las personas refugiadas y migrantes de la explotación y el abuso”, dijo Stein. “También se necesitan reforzar las vías regulares para asegurar que las personas refugiadas y migrantes puedan tener acceso a seguridad sin arriesgar sus vidas”.

Hay aproximadamente 5,4 millones de personas refugiadas y migrantes de Venezuela en el mundo, la mayoría en países de América Latina y el Caribe. En mayo de 2019, 16.000 fueron registradas por el Gobierno de Trinidad y Tobago.

Este es el segundo naufragio registrado en la costa de Venezuela este año. En 2019, tres embarcaciones fueron reportadas como desaparecidas entre Venezuela y las islas caribeñas de Trinidad y Curazao, con la perdida de al menos 80 vidas.

Comments

comments