Foto: Archivo / El Venezolano News

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela autorizó a los ciudadanos que posean más de una nacionalidad a aspirar a la Presidencia de la República, siempre que el interesado renuncie a otras ciudadanías antes de postular su nombre a la primera magistratura, informaron hoy medios locales.

La Sala Constitucional del TSJ, a solicitud del abogado Jaime Pájaro, interpretó el artículo 227 de la Constitución, que dispone, entre otras cuestiones, que para ser elegido jefe de Estado se requiere ser venezolano por nacimiento y no poseer otra nacionalidad.

En este sentido, el Supremo señala que para ostentar el cargo de presidente, participar en la elección y ejercer funciones “únicamente se deberá poseer una nacionalidad, en este caso la venezolana, pues quien pretenda ejercer el cargo de Presidente y en el caso de ejercerlo, mientras dure su período, no podrá optar a cualquier otra nacionalidad”.

Por ello -continúa el TSJ- “si fuese el caso” de un ciudadano que hubiera adquirido otra nacionalidad distinta a la venezolana deberá renunciar a ella “para la satisfacción de las condiciones establecidas en el artículo 227 de la Constitución”.

La Sala aclara además que concluido el mandato para el cual fue electo, el entonces expresidente de Venezuela podrá optar por otra nacionalidad si así lo deseara, “en el caso de que cuente con tal posibilidad, sea por vínculos de consanguinidad o matrimonial”.

“Los ciudadanos y las ciudadanas que aspiren a un cargo público y que en el Texto Fundamental se establezca tal condición, estarán sometidos al presupuesto de la nacionalidad venezolana originaria como única y excluyente, y por ende obligados a abstenerse de optar a otra nacionalidad”, reza la sentencia publicada el 15 de diciembre.

Por último, el Supremo reitera que el actual jefe de Estado, Nicolás Maduro, cumple con tales exigencias “ya que ha quedado plenamente demostrado que sólo posee la nacionalidad venezolana”.

Maduro ha sido cuestionado en múltiples oportunidades por buena parte de la oposición, que asegura que el mandatario tiene nacionalidad colombiana y por ello el pasado 13 de abril el Parlamento, de mayoría opositora, le solicitó su documento de nacimiento.

La diputada por la Mesa de la Unidad Democrática, también ha denunciado en varias ocasiones que el presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, es oriundo de Cúcuta, Colombia, lo que estaría propiciando una violación a la carta magna venezolana.

“TSJ aumenta las dudas sobre el nuevo Vicepresidente”

El periodista especializado en temas electorales, Eugenio Martínez, se pronunció sobre la decisión de Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). A través de su cuenta en Twitter indicó que “el TSJ aumenta las dudas sobre el nuevo Vicepresidente: ¿Renunció a su otra nacionalidad antes de asumir el cargo? ¿Asumió violando Art41 Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV)?”.

Como se recordará, la Diputada a la Asamblea Nacional por el estado Aragua, Melva Paredes ha denunciado la posibilidad de que el vicepresidente de la República, Tareck El Aissami posea doble nacionalidad, lo cual estaría violando la Constitución nacional, reseñó El Venezolano News.

Comments

comments