Foto: EFE/Archivo.

Ante la decisión del Consejo Nacional Electoral (CNE), de que los partidos políticos deben iniciar su legalización el próximo 18 de febrero, algunas toldas de la oposición buscan fortalecer su tarjeta unitaria, mientras que Voluntad Popular, Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo tienen disposición de cumplir con los trámites requeridos por el ente comicial.

Sin embargo, se encuentran a la espera de las decisiones que se tomen desde la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), a su vez partidos más pequeños analizan la situación y buscan alternativas, así lo refirió Luis Aquiles Moreno, secretario general de Acción Democrática.

Voluntad Popular no tiene dudas de su capacidad de movilizar a la militancia. “Dadas las últimas acciones y amenazas del gobierno, sospechamos que aquí lo que hay es un intento de ilegalizar a los partidos”, alertó Juan Andrés Mejía, coordinador político encargado.

Para Edinson Ferrer, secretario nacional de organización de Primero Justicia, el proceso fue elaborado para que no se cumpla. “Si nos sacan por la puerta, nos meteremos por la ventana”. El partido hizo consultas con sus bases para determinar la posibilidad real de procurar las manifestaciones de voluntad exigidas en el tiempo estipulado.

Douglas Santana, secretario de organización de Un Nuevo Tiempo, dijo que cree que el partido participará en la renovación. “Es cuesta arriba y difícil, pero tenemos que afrontar este reto”.

Por otro lados, están quienes rechazan, tal es el caso de Américo de Grazia, miembro de la dirección nacional de La Causa R, quien tildó de distracción la renovación.

Destacó que el Gobierno nacional a través del CNE, busca mantener a la oposición ocupada y generar casos entre ellos por la militancia, por ello insistió en que no hay que correr riesgos y respaldar a la MUD y su tarjeta única.

Comments

comments