En la campaña por las gobernaciones abundó el uso de fondos públicos en manos de candidatos oficiales, quienes apelaron a inusuales métodos para darse a conocer. En burro o a los puños, el Psuv pelea por mantener el poder

 

La desigualdad y el ventajismo volvieron a definir la campaña electoral venezolana. El plazo de promoción de candidaturas de cara a las regionales previstas para el 15 de octubre estuvo marcado por el uso de fondos públicos en manos del oficialismo, el mutis del Consejo Nacional Electoral (CNE) ante estos casos y la promoción de la abstención desde el sector oficial para desencantar a los votantes opositores.

Estos comicios son trascendentales para quienes están en la arena política: el que logre alzarse con la mayoría de gobiernos tendrá ventaja en las presidenciales que han de celebrarse en 2018 y debilitaría por completo a su adversario.

Conscientes de lo que pueden perder, el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) y sus aliados arengan votos con camiones de sonido, a través del 1×10 (colocar en una lista los nombres de 10 votos para el chavismo), además de dar un viraje en la presentación de sus abanderados.

La campaña oficialista borró por completo los símbolos que representaron a Hugo Chávez, el color rojo está ausente, al igual que la firma del fallecido gobernante. Tampoco hubo slogan central, cada candidato apostó a una frase para identificarse ante el electorado.

Otro elemento importante fue dirigir el mensaje al sector joven. Esta decisión se desprende de los resultados de un estudio realizado por la tolda para determinar potenciales electores con edades inferiores a los 20 años y que no se identifica completamente con la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Llegar a los jóvenes

Ver a la candidata a gobernadora de Monagas, Yelitze Santaella, boxear, al aspirante de Carabobo, Rafael Lacava, llegar a un canal de televisión en burro y a la abanderada de Lara, Carmen Meléndez, manejar un carro de madera, son algunas de las imágenes que deja la campaña electoral por las regionales en Venezuela.

El periodista experto en política, Hernán Lugo Galicia,  quien tiene 18 años de experiencia en cobertura de informaciones del oficialismo precisó que estos elementos fueron definidos desde el comando central de campaña “para tratar de llegarle al pueblo, al elector joven. No es de extrañar que en algún momento el chavismo sugiera bajar la edad del voto a 16 años porque cree que puede tener algún tipo de apoyo en este grupo de la población”.

Agregó que el chavismo hizo a un lado el contenido ideológico y político, por ello no está presente la imagen de Chávez ni la de Nicolás Maduro. Otro elemento interesante es que la crisis económica también tocó al PSUV. “Antes regalaban carros y electrodomésticos, ahora no lo hacen porque no tienen, entonces entregan bolsas de comida”.

Resaltó la falta de uniformidad en el mensaje. Cada aspirante del Psuv-aliados tiene el suyo. “ Héctor Rodríguez dice que está ‘ Mirando al futuro’ y eso suena presidencialista, en Anzoátegui mandan a votar por ‘El profe’ para referirse a Aristóbulo Istúriz, Víctor Clark habla del ‘Falcón que merecemos’, pareciera que quieren obviar el hecho de que el chavismo tiene casi 20 años mandando”, subrayó el comunicador.

“El principio del fin del chavismo”

 

Lugo indicó que si se cumple el pronóstico de diferentes encuestadoras, la oposición podría alzarse con 18 de las 23 gobernaciones, y si la abstención es baja, obtener la totalidad, escenario que significaría la muerte política del movimiento que inició Hugo Chávez en 1997. “Pudiera ser el principio del fin del chavismo si los resultados son favorables para la MUD y ratificaría que más de la mitad del país quiere un cambio, pero si es el chavismo el que mantiene su mayoría en las gobernaciones le servirá para conservar la estructura de movilización importante en las presidenciales”, detalló.

Advirtió que el chavismo se adelantó a la posibilidad de tener un mapa de un color distinto al rojo y se blindó al no convocar las elecciones de Consejos Legislativos, de manera que si se impone un mandatario opositor tenga que lidiar con una cámara chavista que obstaculice las decisiones del Gobernador. “De repente esas figuras son escogidas con un mecanismo que establezca la Asamblea Nacional Constituyente, es uno de los escenarios”, precisó.

A pocas horas para que se celebren los comicios, el CNE anunció la reubicación de algunos centros de votación, medida rechazada por la MUD tras considerar que esto buscaría desmotivar a los electores tradicionales e incrementar la abstención, que a todas luces, solo favorece al gobierno de Maduro.

Comments

comments