Este lunes, se conoció que el régimen de Nicolás Maduro, vinculó a los restos de la desactivada célula rebelde que dirigía el fallecido expolicía Óscar Pérez, con el atentado con explosivos.

Según lo informado por La Patilla, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, indicó que de los seis detenidos, uno de ellos estuvo involucrado en el asalto del Fuerte Paramacay y recalcó que los que sobrevivieron de esa célula han tratado de asesinar no solo al presidente de la república, sino a los presidentes del resto de los poderes.

El asalto al Fuerte Paramacay sucedió el 6 de agosto del año pasado, cuando un grupo de militares rebeldes cargaron con un centenar de fusiles y varios lanzagranadas del cuartel ubicado en el estado de Carabobo (noroeste).

Luego, el expolicía Oscar Pérez señaló que Caguaripano formaba parte de su grupo, que pretendía desalojar a Maduro del poder por la fuerza.

Caguaripano fue detenido por las autoridades venezolanas sólo cinco días después del asalto, mientras que Pérez y seis miembros de su célula fallecieron en un enfrentamiento con las autoridades en enero de este año.

Comments

comments