El mismo estaría encargado de elaborar la propuesta de la política migratoria y un plan de acción para su ejecución.

 En el marco del Foro de Examen de la Migración Internacional (FEMI) para evaluar los avances en los 23 objetivos del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular, Panamá fue de los pocos países que organizó mesas de trabajo donde participaron las instancias gubernamentales como: Migración, Meduca, Mides, Cancillería, Seguridad, Seniaf, entre otros; así mismo organizaciones de la Sociedad Civil, migrantes y  sector privado, todos bajo la coordinación de la Organización Internacional para las Migraciones OIM Panamá, gestor del diálogo.

El evento contó con las palabras del Jefe de Misión de la OIM Panamá, Sr. Santiago Paz, el viceministro de Seguridad, Sr. Pitti y la viceministra de Relaciones Exteriores Sra. Martha. “Queremos migrantes que dejen huella en Panamá”, dijo la vicecanciller.

Los resultados de dichas mesas de análisis, fueron presentados en días pasados y serían las conclusiones que Panamá presentará en la reunión del FEMI a celebrase en Nueva York del 17 al 20 de mayo del presente año.

Por su parte, los facilitadores del diálogo explicaron a la audiencia que actualmente el número de migrantes internacionales sigue aumentando gradualmente, de 84 millones en 1970 a 281 millones en 2020, siendo actualmente el 3,6 por ciento de la población mundial. En el informe 2022 que presentó la OIM Panamá, se concluye que los migrantes son motores del desarrollo, la paz y la estabilidad. Durante la pandemia, han estado en la primera línea económica, enviando remesas a sus familias y comunidades para ayudarlas a enfrentar mejor los impactos económicos del coronavirus. Un total de 702 mil millones de dólares en remesas se registraron en 2020, a penas un 2,3 por ciento menos que en 2019.

Continuando con el tema económico, se logró demostrar que cada un por ciento de migrantes adicional, tiene el potencial de aumentar el PIB de los países receptores en un 2%.  Así mismo vale la pena destacar que en promedio, 13% de todos los trabajadores claves en la Unión Europea son migrantes y las mujeres trabajadoras migrantes ocuparon la mayoría de los trabajos del sector salud.

Caso Panamá

La OIM explicó que según las autoridades migratorias, 400 mil personas migrantes se encuentran en territorio panameño, siendo las principales nacionalidades: Venezuela, Colombia, República Dominicana, Nicaragua y China. En los últimos años la población venezolana desplazó a la colombiana en el Istmo. Concluye el organismo, que esta migración suele tener un carácter transitivo, de jóvenes que buscan generar ingresos para estabilizar sus situaciones económicas y aportar a sus familias en situaciones de vulnerabilidad en sus países de origen.

En cuanto a los desafíos para la Gobernanza Migratoria, estudios recientes evidencian que Panamá ha tenido avances en materia de políticas y legislación referente a las migraciones, el país cuenta con un cuerpo de leyes orientadas a la migración ordenada y al respeto de los derechos de los migrantes. Sin embargo, entre las principales necesidades es contar con mecanismos para la creación de una política migratoria integral que logre constituir un esfuerzo interinstitucional y que sirva como marco normativo para establecer objetivos claros, que facilite la migración y la movilidad de manera ordenada, segura y regular.

Por ende, establecer un Consejo Consultivo de Migración como una instancia responsable de elaborar la propuesta de la política migratoria y un plan de acción para su ejecución, requiere importante relevancia dentro de las recomendaciones que hace la OIM.

Protección y asistencia

El migrante requiere sin duda de protección y asistencia, por lo que se recomienda desarrollar campañas informativas con migrantes sobre temas específicos, como servicios migratorios, servicios de salud y educación, junto con capacitaciones del personal para la atención y fomentar el acceso de migrantes a sistemas de protección. Se recomienda además elaborar protocolos de atención y de identificación de necesidades de la población migrante. Es importante desarrollar campañas comunicacionales que permitan sensibilizar a la sociedad panameña sobre la migración y sus desafíos.

El flagelo de la trata y tráfico de personas es cada vez más una realidad dentro de la población migrante más vulnerable, por tanto se recomendó continuar con la actualización de estrategias para la protección de víctimas de trata y migrantes en condición vulnerable.

En este mismo caso, se hace vital una fuerte campaña comunicacional advirtiendo  la presencia de este mal,  alertando a toda la población a reaccionar ante esto.

Migración laboral

En el informe presentado por la OIM, se recomienda promover la armonización de la normativa migratoria con especial atención en el aspecto laboral, sin vulnerar las condiciones de los nacionales, esto sin duda permitiría que la  población migrante tenga acceso digno y protegido a salud, educación, justicia y fuentes de empleo para su sostenimiento y para su contribución al crecimiento y desarrollo socioeconómico del país de acogida.

Construir espacios de intercambio intercultural en conjunto entre las comunidades de migrantes y comunidad receptora general empatía y promueve la cohesión social y el apoyo psicosocial.

 

 

 

 

 

Comments

comments