En una grabación de audio obtenida por el diario The Washington Post, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, habló sobre la fuerza opositora en Venezuela y señaló que “mantener a la oposición unida ha resultado ser tremendamente difícil”.

Según el diario, el secretario evaluó la oposición durante una reunión con líderes judíos a puertas cerradas en Nueva York, la semana pasada. “En el momento en que Maduro se vaya, todos levantarán sus manos y [dirán], ‘Llévame, soy el próximo presidente de Venezuela’.

Serían más de 40 personas las que creen que son el legítimo heredero de Maduro”, fueron las palabras de Pompeo, según lo publicado por el diario estadounidense.

The Washington Post también señaló que, durante la reunión, Pompeo no respondió a preguntas delicadas porque “probablemente alguien tenga una grabadora, así que no lo diré”, a lo que un líder de la reunión respondió: “Quiero enfatizar que esta reunión no está registrada”.

Estados Unidos y el gobierno de Donald Trump apoyaron, desde el primer momento, al presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, así como otros países que han respaldado a la oposición en la búsqueda de vías diplomáticas para resolver la crisis.

“Estábamos tratando de apoyar a varios religiosos… Instituciones para que la oposición se uniera”, dijo Pompeo, según el medio.

También, se refirió al levantamiento militar del 30 de abril que buscaba la adhesión de militares a la fuerza opositora: “Deberías saber que [Maduro] está rodeado principalmente por cubanos”, dijo Pompeo. “Él no confía en los venezolanos. No lo culpo. No debería. Todos estaban conspirando contra él. Lamentablemente, todos estaban conspirando para sí mismos”.

En la grabación, además, Pompeo dijo que la salida del presidente en disputa, Nicolás Maduro, es necesaria, pero insuficiente.

Geoff Ramsey, un experto de Venezuela en la Oficina de Washington para América Latina, dijo al Washington Post, “que las observaciones de Pompeo fueron sorprendentemente desprevenidas, pero “absolutamente verdaderas”.

“La triste verdad es que muchos en la oposición están más interesados en convertirse en la figura de Nelson Mandela que en encontrar un camino pragmático”, agregó.

Por su parte, un representante de Guaidó entrevistado por el Post señaló que Guaidó “ha sido capaz de unir un movimiento para poner la lucha contra Maduro y lograr el cambio. Ese es el estado actual ahora”.

Pompeo también dijo que consolidar a Guaidó ha tomado tiempo y que la situación sigue siendo “tenue”. Incluso, que mantener las fuerzas democráticas ha sido difícil por la persecución de Maduro a los parlamentarios de las Asamblea Nacional.

El secretario también destacó el papel de Cuba en medio de la crisis venezolana y la calificó como “el centro de los problemas económicos”. “Creo que tenemos que encontrar una manera de desconectarlos de Venezuela”, dijo. “Estamos trabajando duro para tratar de entregar eso”, agregó la publicación del The Washington Post.

Entre otros temas, Pompeo también se refirió a los continuos despidos de su jefe, Donald Trump, bromeando al decir que “mi tiempo como secretario de Estado será fugaz como un asunto histórico”. “El presidente puede tuitear mientras estoy aquí”, dijo, provocando la risa de la audiencia, señaló el medio estadounidense.

Comments

comments