La estadounidense Dianne Reeves es una de las artistas invitadas al Panama Jazz Festival 2017. Foto: EFE.

En enero se celebra en el Istmo la fiesta musical más grande de la región, un encuentro que promueve la educación y el entretenimiento

El Centro de Convenciones de la Ciudad del Saber estaba repleto. Estudiantes, artistas, periodistas y voluntarios se reunieron en la sala para darle la bienvenida a la decimocuarta edición del Panama Jazz Festival 2017. Todos los años, la capital se convierte en el escenario musical de la región con la participación de figuras de renombre internacional. En esta ocasión, la estadounidense Esperanza Spalding, ganadora de cuatro premios Grammy, lidera el cartel junto a la cantante Dianne Reeves, el guitarrista Romero Lubambo y el pianista Bill Dobbins, entre otros invitados, que se dieron cita del 10 al 14 de enero.

Desde 2003, el Panama Jazz Festival no solo ha convocado a grandes leyendas del jazz, como Herbie Hancock y Chucho Valdés, también contribuye con el desarrollo social y educativo del país. 10 mil niños han formado parte de sus programas educativos y a lo largo de los últimos años se han entregado cuatro millones de dólares en becas internacionales a jóvenes talentos. En la pasada edición cerca de cuatro mil estudiantes provenientes de Panamá, Venezuela, Costa Rica, Colombia, Chile, Estados Unidos y México participaron en más de 70 clases, durante el festival. También tuvieron la oportunidad de solicitar admisiones y becas en reconocidas escuelas como el Berklee College of Music y New England Conservatory.

Children of the Light fue una de las bandas invitadas al concierto de gala del festival.
Foto: Corina Briceño

Detrás de la organización del festival está Danilo Pérez, un talentoso músico panameño que no solo ha dejado en alto el nombre del país en otras latitudes, también se ha empeñado en formar a  la juventud y guiarla por el camino de la música, a través de la Fundación Danilo Pérez. “En estos 14 años ha sido muy satisfactorio ver cómo se ha transformado la vida de los muchachos. La música une al país, así como a personas de diferentes pensamientos. Te ayuda a descubrir quién eres y a crecer como ser humano”, dijo Pérez, quien ejerce el rol de director artístico del Festival.

La tarea más difícil ha sido levantar los recursos cada año, para llevar a cabo una nueva edición del evento. Además del continuo respaldo de la empresa privada, el Gobierno nacional y organizaciones sin fines de lucro, en septiembre de 2016 la Asamblea Nacional aprobó la Ley 312 para garantizar el financiamiento del festival.

El documento, aprobado por la Comisión de Educación, Cultura y Deporte reconoció al Panama Jazz Festival como un espacio de intercambio cultural, social y educativo que propone proyectos académicos interdisciplinarios de calidad. Fue así como el Estado, a través del Instituto Nacional de Cultura, Inac, se comprometió a aportar 250 mil dólares a la organización del festival, a partir del año 2018.

“La Ley es una muestra del trabajo en conjunto. Con transparencia se crean cosas maravillosas. Es un gran apoyo sobre todo para los programas educativos y para el concierto gratuito de clausura. Para los asistentes es gratuito, pero para nosotros es bien costoso”, afirmó Pérez. A pesar de la Ley, agregó que seguirá siendo cuesta arriba conseguir los fondos. “El festival crece todos los años, también la fundación y el número de personas que asisten. Vienen muchos retos”. Desde sus inicios el Panamá Jazz Festival ha recibido a más de 220 mil personas.

Para el aniversario número quince, Pérez asegura que la celebración será memorable, con invitados de trayectoria y una organización de lujo “como siempre lo he hecho para mi país”, subrayó muy complacido.

En honor a Violeta

Este año el Panama Jazz Festival rindió un tributo a Violeta Green, una de las primeras divas del Jazz en Panamá. Green creció en el seno de una familia entregada a la música. Comenzó a cantar a la edad de 7 años y su versatilidad la convirtió en una de las voces más aplaudidas de la cultura panameña.

Calendario de conciertos:

Viernes 13 de enero:

Panama Jazz All Star (tributo a Violeta Green), Berklee Global Jazz Institute con Terri Lyne Carrington como invitada especial. Lugar: Ciudad del Saber. Hora: 8:00 pm

Lefteris Kordis Mediterrana: Goddes of Light. Lugar: Danilo’s Jazz Club, Casco Antiguo. Hora: de 9:00 pm a 11:00 pm

Jam Sessions con el Thelonius Monk Institute como invitado. Lugar: Villa Agustina, Casco Antiguo. Hora: A partir de las 11:00 pm.

Sábado 14 de enero:

Concierto de clausura al aire libre (gratuito) en el cuadrangular de la Ciudad del Saber. Hora: a partir de las 3:00 pm.

Más información en www.panamajazzfestival.com

La música como terapia:

Al igual que todos los años, se realizó el Simposio Latinoamericano de Musicoterapia e Improvisación, en su quinta edición, dirigido por su fundadora Patricia Zárate. El evento ha servido como una plataforma  de estudio e investigación sobre la función terapéutica de la música y agrupó a distintos conferencistas invitados.

Comments

comments