Foto: Refrencial/Cortesía.

Este viernes se conoció finalmente el comunicado de la Mesa de la Unidad Democrática dirigido a la Unasur y los facilitadores.

El texto se titula “Acuerdo para la superación de la crisis política y social” en el que se establecieron cuatro aspectos: “fecha concreta de realización de elecciones para solventar la crisis, libertad de todos los presos políticos,  atención “urgente” a las víctimas de la crisis humanitaria y respeto a las atribuciones constitucionales de la Asamblea Nacional”.

Aclararon además que estos no son “puntos de agenda” para “empezar a dialogar”, sino las bases de cualquier acuerdo posible.

“El Gobierno habla de diálogo mientras intenta ilegalizar a los partidos”

1) El pasado 20 de enero el entonces Secretario General de Unasur, Ernesto Samper; los expresidentes Martín Torrijos, Leonel Fernández, José Luis Rodríguez Zapatero y Monseñor Aldo Giordano, Nuncio Apostólico del Vaticano en Venezuela, hicieron entrega a la Mesa de la Unidad Democrática de un documento titulado “Acuerdo de Convivencia Democrática”,  contentivo de 21 puntos relativos a la aguda crisis política, económica y social que sufre Venezuela como consecuencia de la corrupción generalizada, la ineptitud sistémica y el proyecto ideológico promotor de miseria que caracterizan al régimen anti-democrático de Nicolás Maduro Moros.

2) Tras estudiar los 21 puntos de ese documento, la MUD anunció en comunicado público el pasado 26 de enero su decisión de elaborar un documento propio, que recogiera las exigencias que la sociedad democrática venezolana plantea al régimen de Nicolás Maduro y las hiciera conocer a la comunidad internacional.  Entonces dijimos con claridad que “el experimento de ‘diálogo’ que se desarrolló en Venezuela del 30 de octubre al 6 de diciembre de 2016 es un capítulo cerrado que no se volverá a abrir” debido al incumplimiento del gobierno, y que “el que estemos dispuestos a elaborar y debatir este documento alternativo no significa ‘borrón y cuenta nueva’. Por el contrario: la confiabilidad de cualquier mecanismo futuro de verificación y cumplimiento de acuerdos se basa en lograr que los acuerdos anteriores sean honrados”.

3) Cumpliendo lo anunciando, en el día de ayer jueves 9 de febrero la Mesa de la Unidad Democrática hizo entrega formal al expresidente de Panamá, Martín Torrijos, y a Mauricio Doffler, representante de Unasur, de un documento en respuesta al entregado por ellos el 20 de enero.  Este documento se titula “ACUERDO PARA LA SUPERACION DE LA CRISIS POLÍTICA Y SOCIAL”, y está centrado en cuatro aspectos básicos: Fecha concreta de realización de elecciones para solventar la crisis, libertad de TODOS los presos políticos,  atención urgente a las víctimas de la crisis humanitaria y  respeto a las atribuciones constitucionales de la Asamblea Nacional. Aclaramos que estos no son “puntos de agenda” para “empezar a dialogar”, sino las bases de cualquier acuerdo posible, SIEMPRE Y CUANDO ESE ACUERDO CUENTE CON SUFICIENTES MEDIDAS ADICIONALES PARA SU VERIFICACIÓN INDEPENDIENTE Y OBLIGATORIO CUMPLIMIENTO.

4) Mientras con la entrega de este documento, la Unidad Democrática reitera su condición de fuerza mayoritaria, democrática y pacifista, al mismo tiempo denunciamos ante el mundo como el régimen minoritario de Maduro Moros cada día empuja a Venezuela hacia el abismo de la violencia, al cerrar las vías políticas para la resolución del conflicto.  El régimen secuestra referendos, suspende elecciones, detiene concejales, alcaldes y diputados violando fueros e inmunidades, anula pasaportes de parlamentarios opositores y ahora pretende ilegalizar a los partidos de oposición.

MESA DE LA UNIDAD DEMOCRÁTICA

Caracas, 10 de Febrero 2017

 

Comments

comments