Una vez más el Tribunal Supremo de Justicia juega a favor de Maduro, acción que no sorprende pero que de igual forma viola las leyes en el país.

En horas de la noche del pasado martes, el TSJ le otorgó las competencias de la Fiscal Luisa Ortega Díaz al defensor del Pueblo, Tarek William Saab, en respuesta a un recurso de “interpretación”.

Acción llevada a cabo después de tantos años de trabajo en conjunto con la máxima autoridad del Ministerio Público pero que ahora por su posición oponente al régimen buscan los mecanismos para dejarla fuera del escenario.

 

Sin embargo, Saab dijo que la Defensoría del Pueblo puede investigar toda violación de derechos humanos según lo establece la Constitución en su artículo 281 y leyes orgánicas, y por tal razón “no le quita competencias a nadie”, destaca Globovisión. 

El defensor acotó que “la sentencia marca un precedente positivo, la Defensoría no califica ni imputa, eso le toca a la Fiscalía General de la República; no tengo la intención de ser fiscal. Su labor es meter presa a las personas que han cometido delitos”.

Comments

comments