Foto: EFE / La Patilla.

Leopoldo López Gil, padre del líder opositor venezolano, Leopoldo López, obligado a vivir en el exilio ante la persecución por parte del régimen de Nicolás Maduro, desde España se pronunció sobre la crisis política, económica y social que vive Venezuela.

Durante una entrevista en Espejo Público aseguró que si regresa a Venezuela el régimen le “incautarían el pasaporte y la policía me llevaría al tribunal” donde “quedaría en la voluntad del juez qué hacer conmigo. Por mi edad, correspondería cárcel domiciliaria”, publicó Antena3.

A su juicio Venezuela vive al margen de la Ley. Además señaló que no habla con su hijo desde hace un año y medio gracias a un “puente” que hicieron en una llamada telefónica que iba dirigida a Lilian Tintori.

Ante esto destacó que  es “muy duro” vivir así, y explica que cuando Leopoldo cumplió mil días encarcelado, le envió una carta que nunca le llegó, por lo que decidió publicar una carta en el diario El Nacional, pero le pasaron el periódico con la carta recortada. “De todas las que él me ha escrito sólo he recibido dos porque no pasan la censura”.

Manifestó que  sabe de su hijo  por su mujer y su hija que “está bien desde el punto de vista moral e intelectual” en la cárcel de Cabo Verde, “tratando de orientar al país desde la cárcel en cuanto a las acciones a seguir”.

Al ser consultado por la protesta que se hizo frente al Vaticano para exigir la libertad de los presos políticos en Venezuela,  se mostró decepcionado: “El Vaticano goza de la buena fe e intentó crear las condiciones para que se diera un diálogo para lograr acuerdos”, pero en su opinión cree que se mostró “bastante frío”.

López recordó que piden al régimen la libertad para los presos políticos, celebración de unas elecciones para lograr un referéndum revocatorio, elecciones para gobernadores y alcaldes, cambio de los rectores del consejo electoral, respeto a la asamblea, y sobre todo ayuda humanitaria para Venezuela en cuanto a alimentos y medicinas.

Afirma que no confía “en el gobierno de Venezuela” pero que esperaba más del Vaticano.

En cuanto a las visitas del expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero a Venezuela, expresó que “goza” de su “estima como persona”, pero “creo que ha ido equivocadamente a apoyar algo que él sabe que no debe apoyar, que es un gobierno dictatorial“. Explica que Zapatero “no está yendo como mediador neutral” a Venezuela, ya que “cada vez que va se reúne con el gobierno y no con la oposición, no es un fiel de la balanza”.

Comments

comments