Dos actos muy diferentes se llevarán a cabo este fin de semana, uno un cuento de hadas y el otro un acto infame que goza del repudio de la comunidad internacional.

¿Por qué nos gustan las bodas reales?, quizás ahora más que nunca nos extraen de la realidad y nos permite soñar con el príncipe azul y con celebraciones de ensueño que no tienen límites de gastos ni tope en lujo. Hay quienes las disfrutan por el arte de la curiosidad, como ocurre ahora con la Boda Real entre el príncipe Harry y Meghan Markle, quienes encarnan el sueño de una plebeya que desposa a un príncipe.

Al otro lado del mundo, un bochornoso espectáculo de cierre de campaña ofrecía el régimen de Maduro, cuya figura principal fue el devaluado y ex gloria del futbol mundial Diego Armando Maradona, evento que lejos de llamar la atención, dejó atónitos a los venezolanos que cuando piensan que han tocado fondo, se abre otro espacio para caer más bajo.

Las grandes cadenas televisivas tienes tan disímeles eventos montados dentro de sus operativos de fin de semana, quizás la Boda Real acapare mas rating mundial, pero sin duda que pasará la historia ver de nuevo a Tibisay Lucena declarar ganador por millones de votantes al “hijo político de Chavez”.

Comments

comments